9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 3 de agosto de 2016, 06:29

El maoísta Pushpa Kamal Dahal es elegido nuevo primer ministro de Nepal

Katmandú, 3 ago (EFE).- El líder maoísta Pushpa Kamal Dahal, del Partido Comunista de Nepal (UCPN-M), fue elegido hoy primer ministro de la nación del Himalaya en sustitución de Sharma Oli, quien dimitió hace diez días antes de ser sometido a una moción de censura.

El presidente del Parlamento, Onsari Magar, informó de que Dahal había sido elegido nuevo primer ministro al obtener 363 votos a favor de un total de 573 de la Cámara, asegurándose así la mayoría.

Dahal, el líder que inició el movimiento guerrillero maoísta que supuso el final de la monarquía en 2008 y que ya fue primer ministro ese mismo año, era el único candidato a liderar el Gobierno.

Antes de que comenzara la votación, Dahal anunció su candidatura y recordó que aunque no fue posible formar un Gobierno de consenso en el que estuvieran incluidos todos los partidos mayoritarios, pidió a la oposición que en el futuro apoye sus "esfuerzos".

"Si soy elegido como primer ministro, trabajaré estrechamente con todos los partidos políticos para resolver muchos asuntos de forma colectiva", afirmó el líder maoísta durante un discurso que se prolongó durante unos 30 minutos.

El Partido Comunista Unificado (CPN-UML, marxista leninista) de Oli, que cayó tras perder el respaldo de los maoístas en la anterior coalición de Gobierno y decidió no presentar un aspirante a primer ministro, fue uno de los partidos que votó en contra de Dahal.

El UCPN-M tiene 82 parlamentarios y contó con el apoyo del Partido del Congreso, que cuenta con 207 escaños, así como de una alianza de formaciones que representa a las minorías de la región meridional de Terai (Madhesh), que votaron a favor tras prometerles que sería enmendada la Constitución con sus reclamaciones territoriales.

Los partidos madhesi encabezaron una oleada de protestas tras la aprobación en septiembre de la Constitución de Nepal, al considerar que no les beneficiaba, y desatando una crisis política y económica que dejó más de medio centenar de muertos, cientos de heridos y un agujero de más de 10.000 millones de dólares en pérdidas.

Ese conflicto, que llegó apenas después del terremoto que castigó la nación en abril del año pasado, llevó a huelgas y meses de bloqueos, lo que, unido al criticado desempeño del Gobierno tras la catástrofe natural, minó el capital político de Oli, que apenas ha durado nueve meses en el poder.