19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 25 de marzo de 2017, 23:17

El mandatario peruano dijo que las torrenciales lluvias son fruto del daño al planeta

Lima, 25 mar (EFE).- El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, invocó hoy a sus compatriotas a apagar las luces en la hora del planeta y tomar conciencia de que las lluvias que han dejado miles de damnificados en su país son "fruto del daño que le hacemos al planeta".

El Palacio de gobierno apagó sus luces durante la hora del planeta y el mandatario peruano instó a los ciudadanos a sumarse a esta iniciativa de la ong ambientalista World Wild Fund (WWF).

En un video publicado en Facebook, el jefe de Estado pidió ahorrar electricidad, apagar las luces, y conservar el agua.

"Por eso tenemos La hora del planeta, para que no siga el calentamiento global que nos ha traído mal clima, los huaicos (deslizamientos de lodo), que no ocurrirían en un mundo más tranquilo", manifestó Kuczynski.

Perú está atravesando un fenómeno del Niño costero que trae intensas lluvias, desbordes de ríos e inundaciones en varias regiones del país, que han dejado hasta el momento 90 muertos y más de 120.000 damnificados.

En uno de los centros de acopio de ayuda para los damnificados, el estadio del balneario de Punta Hermosa, la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, encabezó un acto de encendido de velas y buenos deseos para el planeta.

La directora de WWF Perú, Patricia León-Melgar, declaró en una entrevista con RPP Noticias que "los patrones de lluvia han cambiado por completo, ya no se sabe cuándo cosechar y cuándo plantar".

"El cambio climático trae mayor intensidad, mayor frecuencia y menor capacidad de predecir", agregó, en vista a las torrenciales lluvias que azotan la costa norte de Perú.

Varios municipios de Lima organizaron actividades y presentaciones artísticas para atraer la atención de una mayor cantidad de personas hacia la necesidad del cuidado de la energía y los recursos naturales, así como empresas y entidades públicas que dejaron a oscuras sus fachadas por 60 minutos