29 de abril
Sábado
Parcialmente nublado
13°
26°
Domingo
Mayormente nublado
15°
25°
Lunes
Muy nublado
17°
26°
Martes
Mayormente nublado
18°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de diciembre de 2016, 03:09

El luto por el rey Bhumibol tiñe de amarillo la Navidad en Tailandia

Bangkok, 22 dic (EFE).- El duelo por la muerte del rey Bhumibol Adulyadej tiñe este año de blanco y amarillo los adornos navideños en Bangkok después de que ese último color representara durante más de 70 años al monarca fallecido en octubre.

En Tailandia, un país donde la superstición está muy extendida entre la población, los colores cobran significado y se asocian con cada día de la semana; dada la importancia de la monarquía, se han terminado vinculando también a cada miembro de la Familia Real en relación con el día en que nacieron.

Esa costumbre, proveniente de la mitología hindú, estableció el amarillo como el color para los lunes, y al coincidir con el día en que nació el monarca fallecido, se determinó que fuera el que identificara al rey Bhumibol desde 1946, año en el que ascendió al trono uno de los soberanos más populares de la historia del país.

La empresa Propiedad, Desarrollo e Inversión (CPN, por sus siglas en inglés), responsable de centros comerciales como Central World, un punto de referencia en la ciudad durante la Navidad, manifiesta a través de su sitio de internet que la campaña navideña de este año tiene el propósito de "animar a los tailandeses" con la esperanza de que el próximo año sea mejor.

Según la prensa local, se ha elegido el amarillo como color principal de los adornos en homenaje a Bhumibol, que murió a los 88 años tras reinar durante siete décadas con el nombre de Rama IX como noveno soberano de la dinastía Chakri.

Chaweewan, de 70 años, reconoce que "siempre hay decoraciones navideñas", pero que esta vez "los árboles que han colocado en el centro de la plaza (del centro comercial) son de menor tamaño", en señal de luto por el monarca fallecido.

La anciana afirma que aunque el tamaño de los abetos no es tan alto como acostumbran a ver cada Navidad, "eso no significa que no se pueda tener un momento alegre" dentro de la tristeza general que invade al país asiático.

Aunque en Tailandia el 94% de la población practica el budismo, las celebraciones navideñas se han vuelto cada vez más populares entre los consumidores y los comerciantes, que aprovechan el impulso de esta festividad de origen cristiano para incrementar sus ventas.

"Hoy en día los asiáticos recibimos muchas influencias de Occidente. Creo que aunque tengamos una religión distinta a la cristiana, también podemos celebrar una de las festividades más importantes del mundo", explica Panomkorn, que cada año acude a fotografiar la decoración navideña.

A pesar de que Bangkok se ha vestido de gala como es habitual durante esta época de año, Chakatip Chaichinda, director general de la Policía Nacional, aseguró en una rueda de prensa que durante este periodo se prohibirán algunas actividades como "los espectáculos pirotécnicos", medidas "que van en concordancia con la política del gobierno" de duelo oficial.

La muerte del rey Bhumibol ha cerrado una etapa histórica y ha dado paso a un periodo de transformación en Tailandia con la proclamación, el pasado primero de diciembre, de su único hijo varón, Vajiralongkorn, que reina con el nombre de Rama X y cuya coronación se celebrará tras el actual luto por padre, que durará un año.

"Los tailandeses siempre estamos juntos cuando alguna desgracia sacude al país, pero no en el día a día", apunta Chaweewan, que concluye expresando su esperanza de que en 2017 "Tailandia se mantenga unida tanto en los buenos como en los malos momentos".

por Ana Lázaro