10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 16 de agosto de 2016, 14:28

El libro "Más que muros" muestra la buena salud del arte urbano en Bogotá

Bogotá, 16 ago (EFE).- "Más que muros" es un libro que reúne en 167 fotografías lo mejor del arte urbano de Bogotá y que muestra la calidad y empuje del mundo del grafiti en la capital colombiana.

La iniciativa surgió hace cuatro años del colectivo Bogotart que realizó en 2015 una convocatoria en redes sociales -Instagram y Facebook- para que los bogotanos enviaran una fotografía de su pintada favorita de la ciudad.

"Nos llegaron alrededor de 4.000 fotografías e hicimos una selección junto a las que habíamos hecho nosotros", señala Andrés Quintero, del equipo de Bogotart, en declaraciones a Efe.

El libro, editado por Im Editores y Bogotart, trata de plasmar en papel "la cualidad efímera del grafiti", parte de la memoria de la ciudad y de sus artistas, que por su naturaleza "puede nacer y morir en un mismo día en la calle".

En este, aparecen trabajos de artistas tan relevantes como Toxicómano, Guache, DjLu, Carlos Trilleras, o colectivos internacionales como Boa Mistura o expatriados como Pez Barcelona.

Dividido en siete partes, la obra muestra trabajos de gran formato como los murales instalados de la zona de San Victorino de Bogotá para dignificar este lugar de tránsito, pequeñas pintadas del histórico barrio de La Candelaria, detalles de Chapinero o grafitis del extrarradio en Ciudad Bolívar.

"Bogotá se ha convertido en una de las capitales del arte urbano, no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo. Competimos con ciudades como Sao Paulo, Ciudad de México. Creo que este momento Bogotá vive un 'boom' y cada día salen cientos de artistas locales, o vienen artistas de fuera, a plasmar su arte en las paredes de la ciudad", declara con entusiasmo Quintero.

El estado de la salud del arte callejero ha sido impulsado incluso por las autoridades municipales que facilitan espacios para la creación aunque, desde la nueva administración local se lucha contra los "tags" (firmas en las paredes) y las pintadas sin control.

El proyecto "Más que muros" ha traspasado además el espacio del papel para convertirse en una exposición itinerante.

Desde este mes de agosto, la biblioteca pública Gabriel García Márquez muestra una selección fotográfica de los mejores grafitis de la ciudad que aparecen en el libro. Desde allí, la exposición recorrerá distintos centros culturales dentro de la red distrital de bibliotecas.

"Es muy chévere llegar a los barrios, así la gente puede acercarse a la movida cultural del arte urbano. Es una expresión artística que debe protegerse", concluye Quintero.