23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 20 de julio de 2017, 01:00

El largo itinerario del reclamo campesino

Los campesinos de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) llegaron a Asunción hace una semana y media para exigir la condonación de sus deudas con entidades financieras. En abril de 2016 el Gobierno y la CNI firmaron un acuerdo para la compra de deudas a través del BNF.

PRIMER ACUERDO. De enero pasado hasta hoy, el BNF compró deudas por casi G. 5.000 millones, según datos del propio Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), lo cual es una mínima parte de lo estimado inicialmente. A lo largo del año, los labriegos amenazaron en varias ocasiones que volverían a manifestarse en Asunción si no aceleraba la compra de deudas.

A fines de agosto del 2016, cuatro meses después del acuerdo, el BNF firmó con los bancos y financieras un documento para la compra de las deudas. En ese momento se contabilizó un total de 10.348 campesinos que debían G. 34.400 millones (USD 6,2 millones).

NUEVO reclamo. Pero ahora los campesinos estiman que la deuda del sector con las entidades financieras privadas asciende a USD 22,8 millones. Este monto fue el que dieron a conocer a través del proyecto de ley de Emergencia Nacional de Reactivación de la Agricultura Familiar Campesina, que contemplaba la condonación de deudas. Sumada a la deuda con la banca pública, se llega a USD 34 millones.

Este proyecto fue presentado la semana pasada, cuando se iniciaban las movilizaciones, pero luego fue retirado tras conversaciones con senadores de varias bancadasporque los liberales anunciaron un proyecto de ley para otorgar subsidios a los manifestantes.

Ahora los campesinos pretenden librarse de las deudas con subsidios y refinanciación. Así también pretenden la reactivación de la agricultura familiar.

En abril del 2016, los campesinos de la CNI se movilizaron durante 23 días con marchas por el microcentro asunceno. A final de ese mes se firmó el acuerdo con el Gobierno para la compra de deudas privadas. La deuda con el sector público, principalmente el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), fue refinanciada gracias a resoluciones del BCP, que no solo beneficiaron a los miembros de la CNI, sino a otros campesinos.

Es así como el CAH refinanció a 12.688 productores por G. 38.652 millones. Otro punto del acuerdo, que sí se cumplió, fue el pago por resarcimiento, que ascendía a G. 10.000 millones. Según el MAG, ese dinero fue desembolsado totalmente en las cuentas de las organizaciones campesinas. Aún no se terminó de hacer la rendición de cuentas del dinero, admitió el ministro de Agricultura.