16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 26 de marzo de 2017, 02:02

El "Land" alemán del Sarre celebra regionales consideradas un test Merkel-Schulz

Berlín, 26 mar (EFE).- Los colegios electorales del estado federado alemán del Sarre (oeste) abrieron hoy a las 06.00 GMT para celebrar unas elecciones regionales consideradas un test en el enfrentamiento entre la canciller Angela Merkel y su rival socialdemócrata Martin Schulz.

Estos comicios se celebran a seis meses de las elecciones generales del próximo 24 de septiembre y una semana después de que Schulz fuera elegido líder del Partido Socialdemócrata (SPD) con el 100 % de los votos de la formación.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y el SPD de Schulz gobiernan en ese pequeño "Land" fronterizo con Francia en gran coalición, una constelación idéntica a la que dirige la canciller a escala federal.

El voto de sus 800.000 electores ha adoptado así carácter de barómetro para las generales, en las que Merkel buscará la reelección para un cuarto mandato y mientras los sondeos perfilan un espectacular repunte del SPD gracias al liderazgo de Schulz.

Para el ciudadano del Sarre, las regionales son un duelo bastante igualado entre la jefa del Gobierno, Annegret Kramp-Karrenbauer, y su segunda en ese Ejecutivo, la socialdemócrata Anke Rehlinger.

Los pronósticos apuntan a que la CDU se mantendrá como primera fuerza, con un 37 %, mientras que el SPD obtendrá un 32 %, lo que para ambos significa un aumento de dos puntos respecto a 2012.

La tercera formación sería La Izquierda, con un 12,5 %, mientras que a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se le prevé un 6 %, con lo que accederá a su undécima cámara regional, de los 16 "Länder" del país.

De cumplirse los pronósticos, el SPD tendría ante sí la opción de mantenerse como socio en una nueva gran coalición u optar por una alianza, inédita en esa parte del país, con la Izquierda.

La pérdida del "Land" supondría un revés para Merkel, no solo porque le restaría peso en la cámara alta -Bundesrat-, sino también porque implicaría entrar con mal pie en el año electoral.

La siguiente ronda electoral antes de las generales serán las regionales, en mayo, de Schleswig-Holstein (norte) y de Renania del Norte-Westfalia (oeste), ambos dominados ahora por el SPD.

Decantarse por una coalición de izquierdas, de ser posible matemáticamente, sería por otro lado una apuesta arriesgada para los socialdemócratas.

El líder izquierdista en ese estado federado es el veterano Oskar Lafontaine, quien en 1999 provocó un cisma en el SPD al abandonar la jefatura de la formación y el Gobierno del entonces canciller Gerhard Schröder, en desacuerdo con la línea centrista de éste.

Lafontaine se llevó consigo el ala más izquierdista, fundó su propio partido y se fusionó con los poscomunistas del este, algo difícilmente digerible aún para buena parte del electorado alemán.

Un acercamiento demasiado estrecho del SPD con la Izquierda de Lafontaine sería sin duda aprovechado por las filas de Merkel para minar la campaña de Schulz a la cancillería.

Los colegios electorales cerrarán a las 16.00 GMT.