9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 31 de julio de 2016, 05:35

El Gobierno yemení acepta una hoja de ruta de la ONU para poner fin al conflicto

Saná, 31 jul (EFE).- El Gobierno del Yemen ha aprobado la hoja de ruta propuesta por la ONU para poner fin al conflicto entre las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, y el movimiento rebelde chií de los hutíes, informó hoy la agencia de noticias yemení, Saba, bajo control gubernamental.

La agencia añadió que la iniciativa de la ONU estipula la retirada de los hutíes de la capital yemení, Saná, y de otras ciudades que controlan en un plazo de 45 días.

La aprobación al plan se produjo anoche, durante una reunión de responsables de alto rango presidida por Hadi en la capital saudí, Riad, sede del Gobierno yemení en el exilio.

La hoja de ruta fue propuesta por el enviado especial de la ONU para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, y se basa en la resolución 2216 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Hadi, citado por Saba, destacó en la reunión que la aprobación al acuerdo se produjo "por el deseo del Gobierno de poner fin a la violencia y el derramamiento de sangre de los yemeníes y la recuperación del Estado".

En ese sentido, el mandatario señaló que la hoja de ruta ayudará a alcanzar a "una solución política, justa y un acuerdo global que ponga fin a la guerra".

Según Saba, el acuerdo de la ONU estipula la retirada de los hutíes de Saná, controlada por los rebeldes desde septiembre de 2014, así como de las provincias de Taiz y Al Hodeida (oeste del Yemen), con el objetivo de celebrar un diálogo político que deberá comenzar 45 días después de la firma del plan.

Asimismo, la iniciativa de Ahmed estipula la disolución del Consejo Político que los hutíes y su aliado, el expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, formaron el pasado jueves.

También prevé la entrega por parte del movimiento rebelde de todas las instituciones del Estado y de las Fuerzas Armadas.

Por su lado, el ministro yemení de Asuntos Exteriores, Abdelmalek al Mejlafi, dijo que le comunicó la aprobación del Ejecutivo al acuerdo al enviado de la ONU.

Kuwait (país en el que se celebran las negociaciones yemeníes) aceptó la prórroga de las negociaciones de paz por una semana más, hasta el próximo día 7 de agosto próximo.

"Esperamos que las dos delegaciones (del Gobierno y los hutíes) se beneficien de esta semana suplementaria para materializar un avance en el proceso de paz y generar una distensión del ambiente general yemení", dijo el emisario internacional en un comunicado.

La hoja de ruta ha sido el fruto de las negociaciones de paz de Kuwait que se han prolongado por más de tres meses en dos rondas y que han sido auspiciadas por la ONU.

Hasta ahora, los hutíes y su aliado Saleh -líder del exgobernante Partido del Congreso Popular General- no se han pronunciado oficialmente sobre este acuerdo, aunque el miembro de esta formación política Yaser al Auadi minimizó la importancia del acuerdo al decir que era "una simple quimera".

Los hutíes y su aliado Saleh desean la formación de una autoridad transitoria, en la que se repartan el poder con el Gobierno de Hadi, antes de entrar en los detalles del repliegue de las ciudades que controlan.

Por su parte, Hadi considera que la retirada de los hutíes debe producirse antes de cualquier solución política.