7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 28 de junio de 2016, 00:59

El Gobierno y los maestros mexicanos mantienen sus posiciones al continuar el diálogo

México, 27 jun (EFE).- El Gobierno mexicano y los maestros disidentes sostuvieron hoy una segunda sesión de diálogo en busca de una solución al conflicto que los enfrenta, al tiempo que mantienen posiciones aparentemente irreconciliables en torno al tema medular de la reforma educativa.

Una delegación de unos 40 miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ingresó casi a las 20.00 hora local (01.00 GMT del martes) a la sede de la Secretaría de Gobernación, con casi dos horas de retraso respecto de la hora anunciada, para un encuentro con el secretario Miguel Ángel Osorio.

Hacia la medianoche aún continuaba la reunión y no había trascendido información sobre lo tratado.

Enrique Enríquez, líder de la CNTE en la Ciudad de México, dijo el domingo a Efe que los maestros esperaban que el Gobierno diera muestras de "sensibilidad política" en la reunión de este lunes.

Enríquez, quien junto a un importante contingente de la CNTE participó el domingo en una marcha dedicada a los 21 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, recordó que desde 2013 el magisterio se ha opuesto a la reforma educativa porque no busca mejorar la enseñanza, sino cambiar el modelo laboral.

"Exigimos tres puntos. Derogación de la reforma, la construcción de un nuevo modelo educativo donde todos participemos y la reparación de todos los daños causados", explicó el secretario de la CNTE en la capital.

El diálogo se estableció el pasado miércoles luego de la muerte de al menos nueve personas, según cifras oficiales, en un choque ocurrido el 19 de junio entre maestros y simpatizantes con policías en el municipio de Asunción Nochixtlán del sureño estado de Oaxaca.

Un grupo de familiares de los fallecidos y heridos de Nochixtlán se retiraron minutos antes de la reunión de hoy sin emitir declaraciones a los medios. "Si quieren saber qué pasó en Nochixtlán, vayan", dijo uno de ellos antes de que el grupo se retirara de la Secretaría de Gobernación.

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, declaró desde la ciudad canadiense de Quebec que su administración "siempre ha estado en una actitud de dialogar y de buscar distender los ánimos que provocan violencia, desorden y caos en algunas partes de nuestra geografía nacional".

"Sin embargo, para el Gobierno de la República lo que está muy claro, y lo que es su deber, es aplicar lo que está en la legislación, el mandato de la ley. Lo que no está el Gobierno dispuesto a hacer es a negociar la ley. La ley, no sólo la educativa, no está sujeta a negociación", enfatizó.

En una conferencia de prensa con el primer ministro de la provincia de Quebec, Philippe Couillard, el presidente argumentó que la reforma "deriva en importantes beneficios para el propio magisterio, al premiar y reconocer los méritos de cada maestro".

Enfatizó que la enmienda constitucional de 2013 "pone a la escuela como un elemento central (...) para que haya espacios dignos para que los jóvenes reciban educación, y presta especial atención al contenido educativo que deben recibir las nuevas generaciones".

"Creo que ésta es la premisa central, y sobre esta premisa, evidentemente, el Gobierno siempre estará en la apertura para dialogar, para hablar, para escuchar posiciones, para encauzar las eventuales diferencias", agregó.

Finalmente, hizo votos porque en el diálogo resulte en "una distensión del ánimo y el ambiente que se vive, particularmente en el sur del país, y podamos tener nuevamente escenarios de tranquilidad y de armonía".

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, se opone frontalmente a la reforma de 2013, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales. Tiene unos 200.000 afiliados en el país, 80.000 de ellos en Oaxaca.

En tanto, los maestros reanudaron hoy los bloqueos viales en Oaxaca y Chiapas.

En la ciudad Oaxaca, capital del estado homónimo, centenares de integrantes de la CNTE pusieron retenes en el aeropuerto internacional y en la carretera federal 190.

Los docentes permiten el paso de vehículos particulares, pero retienen las unidades pertenecientes a empresas trasnacionales, según constató Efe.

La CNTE también reactivó bloqueos viales en diversos municipios, incluido Asunción Nochixtlán, a donde este lunes llegaron los padres de los 43 alumnos de la escuela para maestros de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, en estado de Guerrero, para expresar su apoyo a los familiares de las víctimas.

En Chiapas los maestros llevaron a cabo varios bloqueos en las dos principales vías de comunicación del estado, la Panamericana y la Interamericana.

Además, por primera vez desde que iniciaron una huelga a mediados de mayo pasado ocuparon los tres pasos fronterizos entre México y Guatemala, tanto de personas como de vehículos.

Los bloqueos, en los que participan también padres de familia y organizaciones campesinas, son indefinidos en tanto el Gobierno federal no llegue a un acuerdo con la Coordinadora.