8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 18 de julio de 2016, 02:59

El Gobierno turco prosigue con sus operativos contra supuestos golpistas

Ankara, 18 jul (EFE).- El Gobierno turco del islamista AKP siguió esta noche adelante con sus operativos en contra de supuestos elementos golpistas dentro del ejército, informaron hoy las emisoras y prensa locales.

Unos 1.800 policías de unidades especiales fueron enviados desde otras provincias a Estambul, el escenario más violento del fallido golpe militar del pasado viernes por la noche.

Los agentes fueron desplazados a lugares estratégicos y críticos en la ciudad, la más grande del país.

Al mismo tiempo, el director de seguridad de Estambul, Mustafa Caliskan, dio la orden a sus agentes a derribar cualquier helicóptero no autorizado que sobrevuele Estambul.

La agencia de noticias semioficial Anadolu indicó hoy que el presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha ordenado que aviones de combate F-16 patrullen el espacio aéreo de todo el país, especialmente en torno a Estambul.

Mientras, dos camiones con municiones fueron enviados al aeropuerto internacional Atatürk de Estambul, junto con varios vehículos blindados de la policía.

Esta mañana, unidades de la policía especial turca entraron en la Academia de la Fuerza Aérea turca en Yesilkoy, cerca de Estambul.

El lugar fue rodeado por vehículos de la policía y camiones blindados con cañones de defensa antiaérea, que fueron colocados en la entrada principal de la Academia.

Hasta el momento, unas 6.000 personas han sido detenidas después de la intentona golpista, al menos la mitad de ellas soldados, entre ellos decenas de generales.

Son acusados de participar en el golpe y de apoyar o pertenecer a la red del predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos y al que el Gobierno acusa de estar detrás de la intentona militar.

De acuerdo al último balance, al menos 290 personas, entre ellos 100 golpistas, murieron durante el levantamiento militar.

Tras haber controlado la situación, el gobierno y el presidente han instado a los ciudadanos a mantenerse vigilante y seguir ocupando las plazas del país que defender la democracia.

Al mismo tiempo, han surgido voces que piden la reintroducción de la pena de muerte en Turquía -abolida en 2004- lo que Erdogan ha anunciado querer negociar con la oposición.