9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 19 de julio de 2016, 14:20

El Gobierno interino de Brasil estudia un nuevo recorte del gasto público

Brasilia, 19 jul (EFE).- El presidente interino de Brasil, Michel Temer, reunió hoy a su equipo económico para estudiar otro probable recorte del gasto público, con la meta de evitar una mayor disparada del déficit fiscal previsto para este año, según fuentes oficiales.

En la reunión participaron ocho ministros, a los que el titular de Hacienda, Henrique Meirelles, hombre fuerte del equipo económico de Temer, expuso la necesidad de un nuevo recorte del gasto pero también de medidas que permitan reactivar la menguada actividad económica del país.

Según fuentes oficiales, el principal asunto fue una posible acentuación de la austeridad impuesta por Temer desde el pasado 12 de mayo, cuando asumió el poder en forma interina en sustitución de la mandataria Dilma Rousseff, suspendida de sus funciones mientras el Senado la somete a un juicio político que puede acabar con su destitución.

El Gobierno interino ya ha anunciado un paquete de medidas para recortar el gasto público, pero aún así ha previsto que este año las cuentas del Estado cerrarán con un déficit de 170.000 millones de reales (unos 52.000 millones de dólares).

Según sostienen fuentes del Ministerio de Hacienda, si no fuera aplicado un nuevo recorte del gasto, este año el déficit pudiera ser aún mayor, lo que pondría en duda la posibilidad de que la economía brasileña comience a salir de la recesión en 2017.

La mayor economía suramericana se contrajo un 3,8 % en 2015 y los pronósticos de los analistas privados apuntan a que volverá a caer un 3,25 % este año.

En medio de ese sombrío panorama, el país recibió hoy unas buenas noticias provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI), que mejoró sus proyecciones en relación a la economía brasileña y previó que en 2017 tendrá un ligero crecimiento, en torno al 0,5 %.