23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 4 de mayo de 2017, 07:14

El Gobierno español salva el primer obstáculo para aprobar los presupuestos

Madrid, 4 may (EFE).- El gobierno español consiguió hoy salvar el primer obstáculo para aprobar los presupuestos para 2017 en el Congreso, al conseguir que se rechazaran las enmiendas a la totalidad presentadas por varios grupos de oposición, con lo que continuará la tramitación parlamentaria.

La votación se saldó con un empate de 175 votos (la mitad exacta de la Cámara), gracias a que el gubernamental PP (centroderecha), sin mayoría suficiente, consiguió el apoyo de Ciudadanos (liberales), de los nacionalistas vascos y de pequeños grupos regionalistas.

Una vez rechazadas las enmiendas a la totalidad, el Congreso debatirá en las próximas semanas todas las enmiendas parciales al texto del Gobierno y ahí sí que el PP debe contar con al menos 176 votos, que son la mayoría absoluta del Congreso, para sacar adelante su proyecto.

La opción más factible para el PP a partir de ahora es conseguir el apoyo de un diputado progresista canario aliado de los socialistas, aunque previsiblemente el parlamentario pondrá sobre la mesa de negociación una mejora de la financiación de su región, las islas Canarias (Atlántico).

Ayer mismo, el Gobierno español y el ejecutivo vasco, gobernado por las nacionalistas del PNV, llegaron a un acuerdo para la financiación de esa región española, por el que el Ejecutivo de Madrid pagará al vasco 1.400 millones de euros.

El acuerdo proporcionaría al PP los votos de los cincos escaños que los nacionalistas vascos tienen en el Congreso español.

El PP, con 137 diputados en un Congreso de 350 escaños y muy plural en cuanto a representación, necesita pactar con varios grupos para conseguir sacar adelante sus proyectos, entre ellos las cuentas del Estado.

Estos presupuestos, los primeros del nuevo gobierno de Mariano Rajoy, tras su reelección en octubre pasado, prevén que las cuentas no se desvíen del objetivo del déficit, previsto en el 3,1 % del PIB.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en la anterior legislatura (2012-2016) gobernó con mayoría absoluta, asumió este jueves que ahora es necesario "pactar constantemente" con grupos "que ven las cosas de manera diferente", pero mostró su disposición a la negociación.