17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 28 de marzo de 2017, 04:14

El Gobierno español rebaja la previsión de desempleo para 2017 por debajo del 17 por ciento

Madrid, 28 mar (EFE).- El ministro español de Economía, Luis de Guindos, avanzó hoy que su Gobierno prevé que la tasa de desempleo cierre el año por debajo del 17 %, cuando el anterior cuadro macroeconómico estimaba un 17,6 %.

La tasa de desempleo cerrará así 2017 "claramente por debajo del 17 %, aseguró De Guindos durante su intervención en un desayuno informativo y atribuyó este descenso a la reforma laboral que hizo el Gobierno.

Este dato se incluirá en la actualización del cuadro macroeconómico que el Ejecutivo aprobará este viernes junto al proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2017.

A pesar de esta rebaja, la tasa es "inaceptable", según el ministro, y "queda mucho por hacer" porque aun hay una parte importante de desempleo de larga duración que es "especialmente difícil" de combatir.

El desempleo es uno de los problemas principales de la economía española, con una tasa que en 2016 llegó al 18,63 % -la más baja desde 2009-, aunque en los años más duros de la crisis llegó al 26 %, según fuentes oficiales.

El cuadro incluirá también una previsión de crecimiento de empleo, medido con la encuesta de población activa (EPA), de "más de medio millón de personas" en el cuarto trimestre frente al mismo periodo de 2016.

De Guindos indicó que el cuadro macroeconómico incluirá una proyección de crecimiento del 2,5 %, igual que en las previsiones de diciembre del pasado año, una estimación "muy prudente" según el ministro.

Este crecimiento será equilibrado, con aportación tanto de la demanda doméstica como del sector exterior, explicó.

De Guindos destacó que la economía española ha recuperado el nivel de renta anterior a la crisis, pero que se enmarca en un entorno de "riesgos" de proteccionismo, especialmente en Estados Unidos y el Reino Unido.

Respecto a Europa, abogó por avanzar en la coordinación de la política económica con el objetivo de armonizar las divergencias en la competitividad de los países.