8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 4 de octubre de 2016, 14:42

El Gobierno colombiano no tenía "plan B" ante el rechazo del plebiscito por la paz

Bogotá, 4 oct (EFE).- La canciller colombiana, María Ángela Holguín, dijo hoy que el Gobierno no tenía un "plan B" en caso de que el acuerdo de paz con las FARC fuera rechazado por el electorado, como sucedió en el plebiscito del pasado domingo.

"Desafortunadamente no, yo creo que difícilmente a uno se le puede pasar por la cabeza después de 52 años de guerra que los colombianos le digan no a querer vivir en paz", dijo la mandataria en una rueda de prensa al ser preguntada sobre un "plan B".

El pasado domingo los colombianos rechazaron el acuerdo de paz firmado el 26 de septiembre por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

El "no" obtuvo el 50,21 % de los votos, mientras el "sí" obtuvo el 49,78 %.

Sobre la incertidumbre en el país respecto a lo que va a ocurrir con el acuerdo de paz, la canciller aseguró que hay que oír las propuestas de los que votaron por el "no".

La ministra señaló que los defensores del "no", en especial el partido Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, deben explicar "exactamente cuáles son los puntos" con los que no están de acuerdo "y ver si las FARC están dispuestas a reabrir el proceso, a abrir el acuerdo y mirar esa negociación".

"Si no hay posibilidad, pues todo vuelve a como estaba antes, porque esto no es una cosa del Gobierno, la responsabilidad de la paz y de si el país puede vivir en paz está en los colombianos y en las fuerzas políticas" que promovieron el "no", explicó.

Holguín, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el jefe negociador del Gobierno en los diálogos con las FARC, Humberto de la Calle, fueron designados este lunes por Santos como interlocutores con la oposición uribista para tratar de salvar el acuerdo con las FARC.