10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 10 de julio de 2016, 19:09

El Gobierno colombiano afirma que sustituir los cultivos ilícitos lleva paz al campo

Briceño (Colombia), 10 jul (EFE).- El Gobierno colombiano y las FARC presentaron hoy en el municipio de Briceño, en el departamento de Antioquia (noroeste), un plan piloto de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos que, sostuvo el Ejecutivo, lleva la paz a las regiones del país.

"La paz tiene que llegar al territorio y uno de los temas centrales, problemas complicados, problemas insolubles hasta ahora, es el de los cultivos de uso ilícito, como es el de la coca, y eso es lo que queremos hacer en Briceño", dijo el alto consejero para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, Rafael Pardo, al presentar el plan de sustitución.

Pardo asistió al acto acompañado del director de la Oficina de Atención Integral de Lucha contra las Drogas, Eduardo Díaz, ambos en representación del Gobierno, en tanto que por las FARC acudió Félix Antonio Muñoz, alias "Pastor Alape", uno de los negociadores de paz en los diálogos de La Habana.

Allí, en la vereda Nuevo Pueblo, se instaló la primera mesa de trabajo integrada por representantes del Gobierno, las FARC y la comunidad de Briceño, que busca que en el menor tiempo posible se suscriban los respectivos compromisos para el desarrollo del plan piloto.

El alto consejero declaró que el objetivo es "empoderar a las comunidades y a las organizaciones comunitarias", y también mostrar que la futura paz que el Ejecutivo espera alcanzar con las FARC "va mas allá de un acuerdo firmado en La Habana", sede de las negociaciones.

Se busca que la comunidad de Briceño, donde los involucrados en el programa estarán "de forma permanente", según Pardo, pueda tener "una vida distinta en la cual puedan vivir de la agricultura distinta y puedan tener una posibilidad de vender sus productos en distintos mercados nacionales".

"No sé si se puedan resolver todos los problemas que se planteen, que plantea el señor alcalde, que plantean las comunidades, pero sí (sé que) la disposición del Gobierno es trabajar seriamente con las comunidades en resolver los problemas más inmediatos", agregó.

Esta iniciativa es resultado directo de las negociaciones de paz, donde el problema de los cultivos ilícitos protagoniza uno de los cinco apartados de los que consta la agenda de diálogos y que pretende atajar el flagelo del narcotráfico.

De hecho, Pardo sostuvo este sábado que con este acuerdo las FARC "cambiarán su rol y se convertirán en promotores de la erradicación de la siembra de coca y de la siembra de nuevos alimentos que generen desarrollo".

El Gobierno, por su parte, se compromete con la ejecución de un plan de atención inmediata y la puesta en marcha del proceso de construcción conjunta, participativa y concertada del plan de sustitución y desarrollo alternativo.

Entre tanto, las comunidades se entregarán a la sustitución de cultivos ilegales y prometen no ser parte de labores asociadas a los cultivos ilícitos y su comercialización.

Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) divulgado este viernes en Bogotá, Colombia duplicó en dos años sus cultivos de coca y es el principal productor de cocaína de América Latina.

El país alcanzó en 2015 las 96.000 hectáreas dedicadas a la simebra de coca, un 39 % más que el año anterior.