11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 27 de junio de 2016, 13:26

El Gobierno boliviano garantiza respeto al referendo sobre la reelección de Morales

La Paz, 27 jun (EFE).- La ministra de Comunicación de Bolivia, Marianela Paco, garantizó hoy que el Gobierno respetará los resultados del referendo del pasado 21 de febrero, en el que los bolivianos votaron contra un cambio constitucional necesario para permitir una nueva postulación de Evo Morales a la Presidencia.

"El presidente lo ha ratificado desde el primer momento, nosotros respetamos, así como respetamos siempre la decisión de la población boliviana", dijo la ministra en una entrevista con el canal boliviano Cadena A.

Paco se refirió así a una encuesta publicada el domingo por el diario paceño Página Siete y según la cual el 65 % de los bolivianos consideran que el presidente debe acatar los resultados del referéndum y renunciar a su repetición.

Diversos sectores sociales afines al Gobierno, así como parlamentarios oficialistas y miembros del Ejecutivo de Morales, han sugerido o pedido directamente un nuevo referendo al considerar que el mandatario perdió la consulta popular debido a supuestas mentiras de los medios de comunicación en torno al denominado "caso Zapata".

Ese caso, el primero de corrupción que ha salpicado de forma directa al gobernante, se conoció días antes del referendo, cuando se difundió en la prensa que Morales supuestamente tuvo un hijo con la boliviana Gabriela Zapata, quien trabajó para una empresa china que se adjudicó millonarios contratos con el Estado por adjudicación directa.

Por este asunto hay ya varias personas en prisión, entre ellas la propia Zapata, en tanto una jueza dictaminó recientemente que el supuesto hijo entre esta mujer y Evo Morales no existe.

Gabriela Zapata mantuvo durante meses que tuvo un hijo con Morales en el año 2007 y que el niño vivía, pero hace unas semanas se desdijo y reconoció que el menor murió en 2009.

Una comisión parlamentaria de mayoría oficialista exculpó a Morales de la acusación de tráfico de influencias en la adjudicación de los contratos a la firma china en la que trabajó Zapata.

Tras este desarrollo del caso, sectores ligados al oficialismo han pedido que se repita el referendo sobre la reelección para permitir al gobernante concurrir a los comicios de 2019 en busca de un cuarto mandato consecutivo.