11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 23 de octubre de 2016, 13:33

El Gobierno boliviano garantiza la consulta sobre el proyecto hidroeléctrico "El Bala"

La Paz, 23 oct (EFE).- El ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, garantizó hoy que habrá consulta a las comunidades indígenas y campesinas en la zona de influencia del multimillonario proyecto hidroeléctrico conocido como "El Bala", en la Amazonía boliviana.

"Reafirmamos y contundentemente decimos que haremos la consulta, haremos la socialización, haremos la información correspondiente casa a casa para mostrar los beneficios", afirmó Sánchez en una entrevista con el programa de la televisión estatal "El pueblo es noticia".

Se estima que el proyecto tendrá una inversión de más de 6.300 millones de dólares y produciría al menos 3.300 MW de energía eléctrica entre dos represas en El Chepete y El Bala -en el río Beni-.

La producción actual de energía hidroeléctrica de Bolivia solo alcanza 483 MW.

Asociaciones ambientalistas han cuestionado el proyecto por afectar a zonas protegidas y poder inundar las tierras de algunas comunidades, mientras que algunos representantes indígenas han insistido en la necesidad de consultar a la población local -un derecho reconocido por la Constitución de 2009-.

La Fundación Solón difundió un video en que señala que en las áreas inundadas viven 2.314 personas.

El mismo documento indica que los dos embalses producirán más del doble del total de la demanda energética del país.

Algunas organizaciones como la Coordinadora de Defensa de la Amazonía (CDA) han pedido, incluso, un referéndum nacional argumentando que el proyecto afecta a todos los bolivianos, entre otras razones por la necesidad de endeudamiento del estado que supondría.

El gobernador del departamento de La Paz, el exministro del gabinete de Evo Morales y ahora opositor Félix Patzi, se manifestó recientemente a favor de la ejecución del proyecto y reclamó una parte de las regalías para el Gobierno regional.

El ministro Sánchez aseguró que la represa de El Chepete va a causar la inundación de un zona de 773 kilómetros cuadrados, mientras que un proyecto original de 1958 planteaba un embalse de 3.800 metros cuadrados.

De acuerdo con el ministro, la afectación del nuevo proyecto a áreas protegidas es del 0,79 %.

El complejo hidroeléctrico se encuentra en fase de diseño final mediante una concesión de la Empresa Nacional de Energía (Ende) a la empresa italiana Geodata, que también realizó el estudio preliminar.

Sánchez argumentó que la energía hidroeléctrica es la primera fuente de energías limpias en el mundo, y es fundamental para reducir el consumo de gas y destinarlo a la exportación y la industrialización para multiplicar los ingresos del Estado.

El ministro depreció los argumentos de ONG ambientalistas, a las que acusó de tener "mente colonial" y rechazar las inversiones para el desarrollo, así como de recibir financiación extranjera y usar argumentos "ideológicos".