10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 23 de agosto de 2016, 09:57

El Gobierno argentino retrasa la audiencia por tarifas tras "interés" de la ciudadanía

Buenos Aires, 23 ago (EFE).- El Gobierno argentino retrasó hoy cuatro días la audiencia pública sobre los aumentos en la tarifa domiciliaria del gas, convocada después de que la Corte Suprema fallara en contra de disponer el alza sin realizar una consulta, por el "notable interés" de la ciudadanía en tomar parte en ella.

A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, el Ente Nacional Regulador de Gas (Enargas) movió la audiencia del 12 de septiembre al 16 del mismo mes por considerar que, tras la convocatoria inicial, "se ha apreciado un notable interés de parte de la ciudadanía en participar".

Por instrucción del Ministerio de Energía, el pasado 19 de agosto Enargas publicó un aviso de convocatoria de consulta pública, cuyo resultado no es vinculante para el Gobierno pero es un paso necesario dentro del mecanismo para disponer un alza tarifaria en materia de servicios públicos, según estableció la Corte el pasado jueves en el fallo que anuló la subida para particulares.

Tras conocerse que la audiencia se celebraría el próximo 12 de septiembre, se evidenció este "interés" a través de las "consultas y solicitudes de inscripción" que recibió el ente tanto de manera personal como virtual, según señaló Enargas, que consideró "aconsejable" extender el plazo de los trámites necesarios "a fin de asegurar la intervención de todos los eventuales interesados".

Por ese motivo, finalmente la consulta se celebrará el 16 de septiembre a partir de las 09.00 hora local (12.00 GMT) en la Usina del Arte de Buenos Aires, donde se debatirá con representantes de los consumidores sobre el aumento de las tarifas de gas dispuesto por el Gobierno en abril pasado.

La actualización de los precios había supuesto inicialmente aumentos de hasta el 800 % aunque posteriormente el Ejecutivo fijó un tope de subida del 400 % para los usuarios residenciales ante el fuerte descontento social.

La anulación del aumento dispuesto por la Corte, sin embargo, no afectará a otros tipos de usuarios como los industriales o comerciales, a los que también se les aplicaron subidas con un tope máximo del 500 %.