21 de agosto
Lunes
Mayormente despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de abril de 2017, 15:51

El Gobierno argentino dice que la recesión "ha ido quedando atrás"

Buenos Aires, 9 abr (EFE).- El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Marcos Peña, aseguró hoy que "lo más duro de la recesión que se vivió en el primer semestre del año pasado ha ido quedando atrás", aunque matizó que el crecimiento de la actividad y el empleo "van a tener velocidades distintas".

Durante una entrevista publicada por el diario La Nación, Peña hizo balance de la gestión del Gobierno y de los resultados del Foro Económico Mundial para Latinoamérica (WEF, por sus siglas en inglés) que se celebró la semana pasada en Buenos Aires, cuyos resultados fueron muy positivos para Argentina, según dijo.

"Lo más importante es que (los inversores) se llevaron una coherencia muy grande de un país y una dirigencia política y empresarial que reafirma esta decisión de vincularnos con el mundo y ser protagonistas de este tiempo", destacó el dirigente macrista.

Según Peña, la economía argentina va por la senda correcta, algo que, señaló, avalan los datos del empleo, que crece desde hace "ocho o nueve meses", gracias al incremento de la obra pública y del crédito hipotecario.

"En general, creo que vamos a ir viendo cada vez más mejores noticias no solo en cantidad de empleos, sino también en materia de salario real, que es tan importante para la sensación térmica de cada argentino", ahondó el jefe de Gabinete.

Además, entendió que la actividad industrial se va a recuperar en los próximos meses por la "recuperación del consumo a nivel local" y porque "Brasil está mucho mejor".

Sobre los sindicatos, que convocaron una huelga general el pasado jueves, el mismo día que se inauguraba el WEF, Peña subrayó que el sector "más ideológico" tuvo una postura "de rechazo a cualquier cambio" desde que asumió Mauricio Macri, una muestra, dijo, de su "poco compromiso democrático y de respeto a la ley".

No obstante, opinó que la medida de fuerza no empañó el evento, ya que los empresarios e inversores entienden que ese es "el clima de un país latinoamericano" y de un "mundo en el que siempre hay conflictividad".