23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 3 de abril de 2017, 11:49

El Gobierno argentino dice que huelga general no ayudará a los trabajadores

Buenos Aires, 3 abr (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo hoy que respeta la convocatoria a huelga general impulsada para este jueves por la Confederación General del Trabajo, (CGT), la mayor central sindical del país, pero aseguró que no la entiende y que no va a ayudar a los trabajadores.

"Respeto a los compañeros sindicalistas su decisión del día jueves, de hacer un paro, no la entiendo y no ayuda en nada, en nada, a los trabajadores", dijo hoy el mandatario durante un acto en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, celebrado para firmar un acuerdo de impulso al sector de la construcción junto a representantes empresariales, sindicales y de la banca.

Macri lamentó que el paro "va a costar más de 15.000 millones de pesos" (unos 960 millones de dólares) que se podrían dedicar a otras cosas.

En el mismo sentido se manifestó el jefe de ministros, Marcos Peña: "no creemos que el paro nacional convocado para este jueves ayuda en nada la realidad de los trabajadores de la Argentina, porque no tiene ni una consigna puntual, no tiene una demanda específica. No hay absolutamente ningún tema que la CGT haya planteado estos 15 meses que no haya sido atendida por el Gobierno".

Para Peña, "esa plata que se pierde" solo "dificulta y retrasa" el desarrollo, por lo que la huelga "no es contra Macri o contra el Gobierno, acaba siendo contra el país".

Macri también aprovechó la ocasión para agradecer a las miles de personas que participaron el sábado pasado en las marchas de apoyo a la democracia, donde se respaldó al Gobierno en medio de la creciente tensión social.

"Miles de argentinos salieron a expresarse en las calles en paz, en armonía, en forma genuina sin ninguna estructura organizativa. Nada menos que los impulsaba la pasión que surge del corazón", destacó el mandatario, que dijo estar "muy emocionado" y "conmovido" por lo sucedido.

Macri dijo que le llena de "orgullo" ver a los argentinos "convencidos" de que hay que fortalecer la "democracia" y de que no quieren más "líderes mesiánicos".

"No podemos aceptar más comportamientos mafiosos en la Argentina, porque esos comportamientos están en los sindicatos, están en las empresas, están en la política, están en la Justicia... Por suerte son minoría pero tenemos que combatirlo porque no podemos consentir que nadie se crea el dueño de este país", expresó.

"Le vamos a sacar el poder a cada uno de esos mafiosos, que no construyen futuro porque a ellos les ha ido bien con este modelo que ha acumulado pobreza", continuó.

La de este jueves será la primera huelga general convocada desde que Macri asumió el poder, a finales de 2015.

La poderosa CGT expresará su rechazo a las políticas económicas del Ejecutivo con un paro que se estima que se notará en todos los sectores, si bien no habrá marchas ni concentraciones en las calles.