26 de abril
Miércoles
Mayormente despejado
20°
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
22°
Sábado
Despejado
11°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 16 de febrero de 2017, 01:28

El G20 de Exteriores acoge la primera intervención en el extranjero de Tillerson

Bonn (Alemania), 16 feb (EFE).- Los ministros de Exteriores del G20 se reúnen desde hoy en Bonn (Alemania), cita que acoge la primera intervención en el extranjero del secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, y su primer encuentro con Serguéi Lavrov, su homólogo ruso.

Tillerson tendrá así la oportunidad de comenzar a perfilar ante sus colegas la política exterior que va a desarrollar la administración del presidente Donald Trump, de Siria a Ucrania, de Irán a Corea del Norte, pasando ineludiblemente por su relación con Moscú.

No obstante, aunque el encuentro dará cabida a tratar estas cuestiones tanto en una cena informal como en diversas reuniones bilaterales, la agenda oficial -confeccionada por el Gobierno alemán, que ejerce la presidencia de turno del G20- no contempla ninguna de estas cuestiones.

El programa arranca esta tarde con una primera sesión plenaria dedicada al refuerzo de la cooperación internacional con el objetivo de alcanzar los objetivos de desarrollo de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

La segunda sesión de la reunión del G20 tendrá lugar mañana por la mañana y se centrará en la prevención de conflictos y la consolidación de la paz en regiones inestables, con un interés especial por la situación en África, un continente al que Berlín desea prestar especial atención.

Entre las bilaterales, destacan, además de la de Tillerson y Lavrov, la del estadounidense con el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, y las del titular alemán de Exteriores con el ruso y con su colega argentina, la canciller Susana Malcorra.

El encuentro multilateral, que no se cerrará con una declaración conjunta, servirá asimismo para que una docena de países (entre los que no se encuentra Rusia) se reúnan para debatir sobre la situación en Siria.

Ésta es tan sólo la segunda ocasión en la que el país que ostenta la Presidencia de turno del G20 organiza una reunión de ministros de Exteriores -tras México en 2012- y por tanto, que da cabida a cuestiones de política internacional en la agenda de este foro, centrado tradicionalmente en asuntos económicos y financieros.

El ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, subrayó en un comunicado la importancia del G20 como foro para analizar "grandes problemas internacionales" de forma conjunta y ahondar la cooperación multilateral.

"El terrorismo, la escasez de agua, los desplazamientos forzados y las crisis humanitarias no se superan con aislamiento. El cambio climático no se deja combatir con alambre de espino", argumentó el jefe de la diplomacia alemana.

Esta postura es sin embargo cuestionada por algunos países del G20, ya que estos asuntos se han tratado tradicionalmente en otros formatos, principalmente en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Está previsto que a Bonn acudan 18 de los ministros de Exteriores de los 20 países miembros (la India y Australia envían a sus viceministros), así como titulares de esta cartera de otros países invitados -como es el caso del español Alfonso Dastis- y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

El G20, que reúne a las economías avanzadas y emergentes y a actores regionales relevantes, incluye a EE.UU., Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia, Australia, Canadá, China, la India, Indonesia, Sudáfrica, México, Argentina, Brasil, Rusia, Corea del Sur, Turquía y Arabia Saudí y a la Unión Europea.