26 de septiembre
Lunes
Despejado
12°
30°
Martes
Despejado
16°
32°
Miércoles
Despejado
18°
35°
Jueves
Muy nublado
20°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 15 de septiembre de 2016, 11:34

El FMI elevará sus previsiones económicas para España en 2016

Washington, 15 sep (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) no ve "impacto negativo" sobre la economía española dada la incertidumbre política por la prolongada ausencia de un gobierno con plenas funciones y apuntó que "elevará" las previsiones de crecimiento para 2016, por encima del 2,6 % anticipado en julio.

"El PIB real en el segundo trimestre del año ha sido más fuerte de lo esperado en España, esto será reflejado en las proyecciones revisadas que se presentarán en la reunión anual del FMI de octubre", indicó Gerry Rice, portavoz de la institución, en rueda de prensa.

Preguntado acerca de la incertidumbre en España, que podría celebrar sus terceras elecciones a final de año ante la incapacidad de las fuerzas políticas para formar gobierno, Rice subrayó que "no estamos viendo en este momento evidencia de un impacto negativo en el crecimiento".

"Creemos que la fuerte recuperación económica continúa, apoyada en pasadas reformas así como algunos vientos externos favorables", agregó el portavoz del Fondo.

Las previsiones de julio pasado situaban el crecimiento estimado de España en el 2,6 % para este año y 2,1 % para 2017.

La institución sí que apunta, no obstante, a una paulatina ralentización del crecimiento si no se toman mayores medidas en el futuro.

"A medio plazo pronosticamos que el crecimiento se modere hacia su potencial de en torno al 1,5 %, ya que sigue restringido por un débil crecimiento de la productividad, el alto endeudamiento en algunos sectores y un elevado desempleo estructural", señaló Rice.

El FMI celebrará a comienzos de octubre su reunión anual, en la que presentará sus nuevas proyecciones globales y reunirá a los principales líderes económicos para discutir los desafíos, en un momento de débil crecimiento, mayor desigualdad económica y renovados llamados al proteccionismo.