8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 8 de octubre de 2016, 14:38

El FMI alerta de una amenaza global de políticas introvertidas y reformas estancadas

Washington, 8 oct (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló hoy que las perspectivas económicas globales "están cada vez más amenazadas por políticas introvertidas y reformas estancadas", en el cierre de la asamblea anual del organismo que se ha centrado en combatir los riesgos del auge de las recetas proteccionistas.

"Las perspectivas están cada vez más amenazadas por políticas introvertidas, incluido el proteccionismo, y reformas estancadas", señaló el comunicado del Comité Financiero y Monetario del Fondo, presentado en una rueda de prensa por el presidente del órgano, Agustín Carstens, y la directora gerente, Christine Lagarde.

El FMI instó, por tanto, "a utilizar todas las políticas disponibles- reformas estructurales, fiscal y monetaria- tanto individual como colectivamente" para revitalizar el débil crecimiento mundial.

La institución multilateral señaló que la recuperación de la economía mundial "continúa de forma lenta y desigual, de modo que se espera que el crecimiento "repunte sólo ligeramente el próximo año, sobre todo debido a las economías de los mercados emergentes".

"La actuación y resiliencia económica ha mejorado en algunas economías y los riesgos a corto plazo de los mercados financieros se han reducido en gran medida", afirmó el Fondo, en el cierre de la asamblea anual de ese organismo y el Banco Mundial (BM), que se celebró esta semana en Washington.

Con todo, insistió, la perspectiva sigue siendo "débil" como consecuencia de un telón de fondo con factores como un "crecimiento modesto de la demanda global" y una "desaceleración del comercio global, la inversión y la productividad".

También contribuyen a esa perspectiva una "creciente incertidumbre geopolítica" y "riesgos financieros a medio plazo".