20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 29 de marzo de 2017, 11:18

El fenómeno El Niño podría volver en 2017, pronostican meteorólogos cubanos

La Habana, 29 mar (EFE).- El fenómeno El Niño podría volver en 2017, según pronósticos dados a conocer hoy por meteorólogos cubanos que ven la presencia de El Niño Costero en Perú y Ecuador como un indicio del regreso "poco usual" de esta anomalía climática, que históricamente se produce en intervalos de dos a siete años.

Los modelos de predicción coinciden en que los azotes localizados de El Niño Costero pueden significar un retorno anticipado de El Niño, precisó el investigador del Centro del Clima del Instituto cubano de Meteorología, Ramón Pérez, al diario estatal cubano Granma.

El Niño/Oscilación del Sur (ENOS), un aumento anómalo de la temperatura del mar en la zona costera central y oriental del Pacífico hasta Suramérica, es capaz de alterar las condiciones climáticas a nivel mundial y provocar desde sequías extremas hasta lluvias intensas en distintas partes del mundo.

Los científicos cubanos advierten que de producirse un evento ENOS este año sería "un hecho poco usual", debido a que el último -considerado "muy fuerte"- tuvo lugar entre 2015 y 2016.

En esa ocasión El Niño afectó a Cuba, donde causó daños a la agricultura que incluyeron la pérdida en 2015 de unas 90.000 toneladas de arroz por la escasez de agua debido a la sequía, a lo que se sumaron afectaciones en las cosechas de hortalizas y granos por la abundancia de precipitaciones.

El azote actual de El Niño Costero se ha visto con más fuerza en Perú, que ya reporta 91 muertos y miles de damnificados a causa de las inundaciones, concentradas sobre todo en la región norteña de ese país.

Los daños económicos en la nación suramericana podrían provocar una caída de 0,5 % de su Producto Interno Bruto en 2017 o generar un desplome de varios puntos porcentuales en el peor de los casos, según datos de analistas.

Ecuador también ha sido afectado por el temporal de lluvias e inundaciones, pero los daños han sido menores por las oportunas medidas preventivas implementadas.