8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 12:19

El FBI advierte que el fin del califato del EI provocará una "diáspora" terrorista

Washington, 14 jul (EFE).- El responsable del Buró Federal de Investigación (FBI) opinó hoy que el Estado Islámico (EI) podría seguir suponiendo una amenaza terrorista con el fin de su "califato" en Siria e Irak, al desencadenar una "diáspora" de terroristas.

El director del FBI, James Comey, dijo en una audiencia ante el Congreso que "una vez el califato quede aplastado, el EI estará más desesperado por mostrar su vitalidad y para ello podría recurrir a más ataques asimétricos y más esfuerzos terroristas".

"Una vez destruido el califato, hay que mantener el ojo en el siguiente movimiento", afirmó.

El EI declaró a finales de junio de 2014 un califato en Siria e Irak, donde conquistó zonas del norte y el centro de ambos países, pero la presión militar de las fuerzas kurdas, iraquíes y los bombardeos aéreos de Estados Unidos y sus aliados están contrayendo su extensión.

En una audiencia del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, los congresistas quisieron conocer detalles sobre la amenaza que supondría el fin del control territorial del EI con la liberación de Mosul (Irak) y Al Raqa (Siria).

"Va a haber una diáspora desde el califato y esos miles de combatientes van a acabar huyendo a alguna parte", explicó Comey, quien añadió que el FBI trabaja para vigilar los movimientos de esos terroristas "antes de que lleguen a Estados Unidos y acaben con vidas de inocentes".

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, aseguró por su parte que se están consiguiendo avances para debilitar al EI, pero se debe seguir vigilando al mismo nivel de intensidad la capacidad del grupo para llevar a cabo ataques externos e inspirar a otros radicales.

"De ninguna manera consideramos que haya mermado la capacidad del EI de cometer ataques externos o con actores radicalizados o inspirados en ellos (...) No podemos bajar la guardia", aseveró Johnson.