3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 7 de julio de 2016, 01:18

El favorito para vicepresidente de Trump le alaba en un acto conjunto de campaña

Washington, 7 jul (EFE).- El histórico expresidente de la Cámara de Representantes de EE.UU. Newt Gingrich, uno de los favoritos para erigirse en el aspirante a vicepresidente que acompañe a Donald Trump en la candidatura presidencial republicana, se deshizo en elogios al magnate en su último mitin conjunto en Cincinnati (Ohio).

"No sé de ningún otro momento en la historia de EEUU en el que un líder y el pueblo se hayan unido tan rápido como ha ocurrido durante el último año con Donald Trump", indicó Gingrich, uno de los nombres que suena con más fuerza para ser el elegido por el virtual candidato a la Casa Blanca.

En su discurso acompañado del multimillonario en un estado clave como es Ohio, Gingrich instó a todos los republicanos a "subirse al carro de Trump" e incluso se atrevió a señalar que "el único problema" del exaspirante a ser el nominado del partido y por tanto antiguo rival de Trump Ted Cruz es que "no es Donald Trump".

El expresidente de la Cámara de Representantes durante la década de los 90 dijo que la diferencia entre Trump y el resto de aspirantes presidenciales es que éste "lleva toda la vida creando empleos, construyendo edificios y logrando que se hagan las cosas".

"Mientras todos los demás hablan de forma calmada sobre cómo les gustaría que cambiasen las cosas en Washington, este chico va a dar un puñetazo sobre la mesa", apuntó Gingrich.

La intervención de hoy de Gingrich fue diametralmente opuesta a la de ayer del senador Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, quien también apareció junto a Trump en un mitin en Raleigh (Carolina del Norte).

El parlamento de Corker, sin embargo, se limitó a menos de 5 minutos al inicio del evento, en los que alabó la capacidad de convocatoria del magnate inmobiliario y explicó la buena impresión que le había causado su familia al conocerla, tras lo que bajó del estrado y dejó todo el protagonismo a Trump.

Gingrich, quien fue aspirante en 2012 a la candidatura presidencial republicana, fue también presidente de la Cámara Baja durante la Presidencia de Bill Clinton y uno de los principales impulsores del proceso de impugnación presidencial por el escándalo de la becaria Monica Lewinsky.

En la lista de potenciales vicepresidentes republicanos fuguran también el senador por Alabama Jeff Sessions, el gobernador de Indiana, Mike Pence; y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que se retiró de la contienda por la nominación presidencial republicana en febrero, entre otros.