11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 4 de octubre de 2016, 09:34

El Faro: la sociedad estadounidense es ignorante del problema de la migración

Medellín (Colombia), 4 oct (EFE).- La sociedad de EE.UU. ignora el problema de la migración en Centroamérica, opina Carlos Dada, fundador de El Faro, el diario digital de El Salvador, ganador del Premio Gabriel García Márquez a la Excelencia Periodística, que durante 18 años ha escarbado este tema y la violencia en la región.

"La sociedad norteamericana vive en una comodidad tan pasmosa que es absolutamente ignorante de ese problema, entonces es una sociedad tan ignorante que solo eso explica el éxito de alguien como (el candidato republicano Donald) Trump", dijo Dada en una entrevista con Efe en Medellín, donde recibió este premio que, como indicó el jurado, "por primera vez se da a un equipo y no de manera individual".

El periodista advirtió que los grandes medios de comunicación de EE.UU., "se están dando cuenta ahora (...) de lo desconectados que están de sus propias sociedades".

"Ellos mismos son incapaces hoy de entender porqué la mitad de su población está siguiendo a este señor", aseguró.

Según el periodista, esos medios "están aterrorizados de ver que su sociedad, la más desarrollada y más rica del mundo", está "compuesta por ciudadanos muy ignorantes que tienen el gran poder de llevar a un hombre tan peligroso, tan ignorante y tan payaso como Trump a la silla más importante y más poderosa del mundo".

Los periodistas de El Faro fueron bautizados "Los incómodos" en el perfil de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), fundada por el nobel colombiano Gabriel García Márquez, que acompaña el reconocimiento otorgado a este medio.

La FNPI quiso reconocer "la calidad del periodismo de El Faro y también la valentía de sus periodistas" embarcados en proyectos como Sala Negra, desde el cual han abordado la violencia en El Salvador, un país donde la tasa de homicidios el año pasado fue de 103 por cada 100.000 habitantes.

"Centroamérica continúa en el norte siendo una región muy violenta y muy corrupta", afirma tajante Óscar Martínez, también periodista de El Faro y fundador de la sección Sala Negra, que este año fue reconocido además con el premio Maria Moors Cabot.

Advirtió que uno de los fenómenos que está ocurriendo y está generando "alguna tensión" es que "el verbo migrar, que tenía implicaciones económicas", está dando "paso al verbo huir".

"Mucha gente está siendo desplazada y se está empezando a largar de esa región a causa de la violencia", señaló Martínez.

Lamentó que Centroamérica "sigue siendo una región que no ha encontrado la fórmula para solucionar los problemas de violencia que aquejan a gran parte de su población" y apuntó que ha llegado a "creer que es porque no la ha buscado honestamente".

"El año pasado en El Salvador fue el año más violento del siglo. Fue un año con 103 homicidios por cada 100.000 habitantes; de esos homicidios ocurridos en 2015, solo uno de cada diez había llegado a un juzgado a mitad de este año; es decir, uno de cada 10 homicidios en el año más violento del país más homicida del mundo tenía alguna posibilidad de ser resuelto", enfatizó.

En el mismo sentido se pronunció el director de El Faro, José Luis Sanz, para quien el debate político en torno a la violencia "sigue siendo repetitivo, vago, simplista".

"Pasan 20 años y seguimos teniendo a los principales actores de la vida del país en la ignorancia con respecto a un fenómeno como las pandillas o como la realidad del narcotráfico en la región", se quejó.

Y frente al reconocimiento, Sanz afirmó que en cuanto a géneros y dinámicas de trabajo no han "inventado la rueda" y reconoció como "un acierto" el haber tenido la "claridad" de que tenían que "contar algo diferente" y tratar de distinguirse.

"Probablemente lo que somos es solo tremendamente básicos, un poquito primarios", agregó, y desvirtuó que hayan decidido nacer en internet porque eran "unos visionarios".

"Hace 20 años nunca nos vimos aquí ni nos planteamos dónde íbamos a estar en 20 años", acotó, por su parte, Carlos Dada, quien reconoce que en este tiempo han ido haciendo su camino "sin mayor consciencia de si eso estaba bien o mal" sino atendiendo lo que sabían y querían hacer.