27 de julio
Jueves
Despejado
17°
33°
Viernes
Despejado
19°
31°
Sábado
Despejado
19°
32°
Domingo
Despejado
18°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 23 de enero de 2013, 00:00

El exobispo reconoció segundo hijo, pero le falta otro trámite para dar su apellido

El abogado de Fern
ando Lugo, Marcos Fariña, presentó ayer ante la Dirección de Registro Civil el reconocimiento del expresidente, Fernando Lugo, del niño de 10 años, que fue fruto de su relación con la enfermera Narcisa de la Cruz Zárate, oriunda de San Pedro.

Con el reconocimiento, el niño aún no obtiene el apellido del padre que le reconoce. Para el efecto debe haber una orden judicial, que debe ser producto de un juicio de adición de apellido. El abogado Marcos Fariña anunció que en febrero completará el paso que falta.

El Código Civil exige que para cualquier modificación de la identidad del niño debe haber orden judicial.

Ayer, Fariña hizo el trámite de reconocimiento luego de algunos inconvenientes con los documentos. Los oficiales del Registro Civil le pidieron copias autenticadas de documentos de identidad de él y de su cliente, Fernando Lugo.

Fariña dijo que la presentación de dichos documentos era irrelevante porque llevaba el poder de su cliente y acusó al director de Registro Civil, Néstor Stellato Mojoli, de someterlo a una persecución política.

Stellato respondió que la cédula de identidad se pide a cualquier persona que quiere hacer el trámite, aún cuando sea pariente o amigo, y que no tenía nada que ver una supuesta persecución política.

Fariña replicó que no existe ninguna ley que obligue a presentar los documentos de identidad a lo que Stellato replicó que los documentos en el Registro Civil se tramitan según la ley y que hasta los formularios están hechos según la ley.

SEGUNDO HIJO. El niño de 10 años se convierte en el segundo hijo reconocido por Lugo, después del que tuvo con Viviana Carrillo, el primer caso que salió a la luz durante los primeros tiempos de mandato de Lugo en el gobierno, lo que había provocado un escándalo. Después, Benigna Leguizamón y Hortensia Morán iniciaron las demandas por filiación.

Narcisa de la Cruz, una enfermera de 42 años, oriunda de San Pedro, fue la cuarta mujer que demandó a Lugo por paternidad y es la segunda que logra el reconocimiento de su hijo.

Fariña explicó que el trámite que falta será solo burocrático teniendo en cuenta que presentará al juez los documentos del reconocimiento de la filiación.

Narcisa había relatado en una entrevista con ÚH y Telefuturo que conoció en San Pedro a Lugo, cuando era obispo de esa diócesis hace como 12 años. Ella decidió hablar el año pasado. Consiguió una orden judicial que anuló el apellido anterior de su hijo que había sido era de Lugo.