27 de febrero
Lunes
Poco nublado con tormentas
25°
35°
Martes
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
32°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 5 de enero de 2017, 01:00

El Estado Islámico realizó 1.112 atentados suicidas en el 2016

EFE

EL CAIRO - EGIPTO

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) perpetró en Siria y en Irak 1.112 atentados suicidas a lo largo de 2016, según la agencia cercana al grupo terrorista, Amaq.

En una infografía difundida a través de Instagram y cuya veracidad no pudo ser comprobada, la agencia indicó que la mayoría de los ataques de este tipo fueron llevados a cabo con vehículos cargados de explosivos.

En total, 815 kamikazes del grupo yihadista emplearon este sistema para atacar a los distintos grupos que hacen frente al EI en ambos países, donde el grupo Estado Islámico autoproclamó un califato en 2014.

Altos mandos de las fuerzas iraquíes han reconocido en numerosas ocasiones que los coches bombas y los suicidas en general se han convertido en una de las principales armas de los yihadistas para intentar frenar el avance de las tropas iraquíes o golpear a sus fuerzas con la intención de minar la moral de los combatientes.

El método más empleado después del coche bomba ha sido el del kamikaze con cinturón explosivo. En los doce meses pasados, 214 extremistas han atentado con este sistema, según ese recuento.

chalecos y camiones. Además, otros 82 suicidas llevaban chalecos explosivos en sus ataques. Amaq también asegura que 18 ataques fueron perpetrados con camiones bomba y uno con una motocicleta. De los 1.112 ataques suicidas, la agencia asegura que 761 fueron lanzados en Irak contra las fuerzas de seguridad iraquíes y de la región autónoma del Kurdistán iraquí. 311 de los ataques se concentraron en Nínive, cuya capital es Mosul, y donde las tropas iraquíes comenzaron una ofensiva el 17 de octubre para expulsar a los radicales de esta provincia.

Las otras provincias iraquíes más castigadas, siempre según Amaq, fueron Al Anbar, Saladino y Bagdad.

El resto de los atentados, es decir 352, fueron perpetrados en Siria, 133 de ellos contra las fuerzas leales al Gobierno de Bashar al Asad, 135 contra las milicias kurdas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las 83 restantes contra la oposición armada siria y el ejército turco. Fuerzas rebeldes sirias, respaldadas por Turquía, combaten al EI en su principal bastión del norte de Siria, situado en la comarca de Al Bab. En Siria, la provincia donde el EI realizó más atentados suicidas fue en Alepo, con 150, seguida de Al Hasake, Derzor y Al Raqa. En la capital, Damasco, los yihadistas cometieron 18 atentados suicidas.