9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 7 de agosto de 2016, 22:45

El emperador Akihito de Japón aborda hoy su futura abdicación en televisión

Tokio, 8 ago (EFE).- El emperador Akihito de Japón abordará hoy su futura abdicación a través de un mensaje televisado que será la segunda intervención de este tipo que el monarca hace desde que accediera al Trono del Crisantemo en 1990.

Akihito hablará durante unos 10 minutos en un vídeo previamente grabado que se emitirá a las 15.00 hora local (06.00 GMT) en el que se espera que reflexione sobre sus funciones como símbolo del Estado nipón y su preocupación por el cumplimiento de sus obligaciones en el futuro.

La grabación se hizo el 7 de agosto, según informó hoy el diario japonés Nikkei.

El pasado 13 de junio la cadena pública NHK reveló que el emperador, de 82 años, tiene intención de legar "en los próximos años" el trono a su primogénito Naruhito, de 56 años, según habría indicado el propio Akihito a personas cercanas de la casa imperial.

Akihito, preocupado por el desempeño de sus funciones en los próximos años, evitará hablar directamente de abdicación y sugerirá su intención al público japonés abordando sus sentimientos al respecto.

Esta omisión del término estaría motivada por el hecho de que la Constitución nipona no establece actualmente la sucesión en vida, y al hecho de que la Carta Magna prohíbe al emperador realizar ninguna actividad política, por lo que no sería competencia de la figura del monarca hablar de la necesidad de una reforma de la ley.

La salud de Akihito se ha visto debilitada en los últimos años.

En 2012 se sometió a una operación coronaria de "bypass" y en 2003 sufrió un cáncer de próstata. El tratamiento hormonal que se le recetó entonces le causó además una osteoporosis.

La opinión pública japonesa ha debatido los últimos años la posibilidad de reducir la carga de trabajo de Akihito, quien ha delegado en su primogénito Naruhito algunas de las obligaciones de su agenda.

El monarca solo se ha dirigido por televisión al pueblo japonés en una ocasión, el 16 de marzo de 2011, con motivo del terremoto y tsunami que devastaron el nordeste del país y provocaron el peor accidente nuclear desde Chernóbil en la central de Fukushima.