18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 11 de mayo de 2017, 12:34

El ELN no ve voluntad del Gobierno colombiano de luchar contra el paramilitarismo

La Habana, 11 may (EFE).- El máximo líder del ELN, Nicolás Rodríguez, alias "Gabino", dijo hoy en La Habana que no ve una voluntad clara del Gobierno de Colombia de luchar frontalmente contra el paramilitarismo, uno de los "obstáculos más graves" para lograr la paz completa en ese país suramericano.

Durante una conferencia de prensa conjunta con las FARC, con quienes dialogaron esta semana en la capital cubana, "Gabino" subrayó la "tremenda responsabilidad" del Estado colombiano con ese "grave fenómeno" y recordó la "cantidad de líderes asesinados" por los paramilitares durante el proceso de paz con las dos guerrillas.

"Nosotros hasta hoy no vemos voluntad en una lucha frontal por parte del Estado y del Gobierno contra el paramilitarismo", aseveró "Gabino".

El fin del paramilitarismo es uno de los reclamos más importantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que por primera vez se reunieron públicamente en La Habana para buscar un consenso que ayude a lograr una paz completa en la nación andina.

Ambos grupos insurgentes afirmaron en una declaración conjunta que mantienen "objetivos comunes, con caminos diversos pero complementarios; como el de buscar que la sociedad tenga una función protagónica en el logro de la paz".

El documento, leído por "Gabino" y el máximo jefe de las FARC, Timoleón Jiménez, "Timochenko", señala que las dos guerrillas, coinciden en "hacer de los derechos de las víctimas el corazón de la búsqueda de la paz".

"Buscaremos que el presente esfuerzo por la solución política, comprometa a las distintas fuerzas que participan en el debate hacia las elecciones de 2018 y trataremos de evitar que los llamados a la guerra, que hace la extrema derecha, no hagan reversar este impulso por el logro de un nuevo país con equidad", aseguraron.

Las delegaciones del ELN y las FARC iniciaron el martes pasado un "encuentro histórico" de tres días en La Habana, que fuera sede permanente por casi cuatro años de los negociaciones del Gobierno colombiano con las Fuerzas Revolucionarias de Colombia, que firmaron un acuerdo de paz en septiembre pasado.

El proceso de paz con las FARC se encuentra en fase de implementación, aunque con demoras en el cumplimiento de los plazos para la dejación de armas; mientras que las conversaciones con el ELN se reanudarán la semana que viene en Quito, proceso iniciado el pasado 7 de febrero para lograr la paz completa para Colombia.