23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 26 de marzo de 2017, 14:53

El ejército iraquí continúa el avance en Mosul y acusa a EI de la muerte de civiles

Mosul (Irak), 26 mar (EFE).- Las fuerzas de seguridad iraquíes han continuado hoy su avance en el oeste de la ciudad iraquí de Mosul y han responsabilizado al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de la muerte de decenas de civiles en un bloque de edificios del barrio de Al Yadida esta semana.

El comandante de las operaciones conjuntas de la provincia de Nínive, el general Abdelamir Yarala, aseguró en un comunicado que las Fuerzas Antiterroristas retomaron los barrios Uadi Alain Al Yanubi, Raym Hadid y Al Oroba, en el oeste de Mosul, donde todavía resisten los combatientes del EI.

La Comandancia de las Operaciones para la liberación de Nínive informó, por su parte, de que la aviación iraquí destruyó dos sedes del EI y mató a varios de sus lideres en los barrios occidentales de Mosul y al oeste de la ciudad.

Entre los muertos figuran dos líderes de nacionalidad saudí, identificados como Abdala al Hayaf, alias Abu al Harez y Jaled Mohamed Hazaa, muertos en el distrito de Al Zaura, en el oeste de Mosul.

Además, perdió la vida un dirigente yihadista iraquí, conocido como Abderrahman Mohamed Murad, responsable administrativo de la comarca de Al Baach, situada a 120 kilómetros al oeste de Mosul.

Por otra parte, al menos dos civiles murieron y otros diez resultaron heridos en un bombardeo con morteros realizado por el EI contra el mercado popular Al Nabi Yunes, ubicado en el centro del oeste de Mosul, informó a Efe el jefe del Consejo de Seguridad de la provincia de Nínive, Mohamed Ibrahim al Bayati

Este ataque causó la quema de cinco comercios, según Al Bayati, que subrayó que el EI ataca aleatoriamente zonas liberadas con morteros para castigar a sus habitantes.

En cuanto a la polémica desatada por el supuesto bombardeo por parte de la coalición internacional de un edificio del barrio de Al Yadida, del que fueron recuperados más de 136 cadáveres, la Comandancia de las Operaciones, negó los hechos y responsabilizó al EI de dichas muertes.

En un comunicado la Comandancia sostiene que dicho bloque, que quedó totalmente destruido, tenía sus muros forrados con explosivos y no contenía ninguna señal de que hubiera sido bombardeado desde el aire.

El comunicado agrega que junto a la casa se encontraron los restos de un vehículo bomba explotado de grandes dimensiones y subrayó que de los escombros fueron extraídas 61 cuerpos sin vida.

El texto asegura que el edificio destrozado se encuentra en el barrio Al Risala y no en el de Al Yadida, en el que ocurrió el bombardeo según las denuncias.

El comunicado cuenta que testigos dijeron al Ejército que el EI ha preparado edificios bomba y ha obligado a las familias a encerrarse en sus bajos, para luego apostar a suicidas para disparar contra la fuerzas de seguridad iraquíes.

El Ejército precisó que el ataque aéreo lanzado por la coalición fue realizado a petición de las fuerzas iraquíes y contra una concentración de combatientes yihadistas.

Según la comandancia "con cada victoria de Irak se repiten los intentos de perturbar a la opinión pública y difundir historias en las que hay errores y grandes exageraciones como la que reprodujeron los medios de información sobre un ataque aéreo que causó la muerte de cientos de ciudadanos".

La diputada del Consejo provincial de Nínive, Nuraa al Bayari, insistió a Efe, por su parte, que con lo sucedido en Mosul al Yadida se pierde el valor de las victorias logradas por las fuerzas iraquíes contra el EI.

A pesar del desmentido, Al Bayari pidió al primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, y a las Fuerzas Armadas que actúen con cautela y que "preserven la vida de los civiles inocentes, desarmados y detenidos en medio de los intensos combates en varios barrios de Mosul".

Además, hizo hincapié en que conseguir la victoria a costa de la la sangre de los civiles no forma parte de la actuación de las fuerzas iraquíes que "consiguieron liberar el este de Mosul sin causar bajas civiles".