7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 24 de julio de 2016, 08:16

El Ejército indio amplía búsqueda del avión desaparecido pese al mal tiempo

Nueva Delhi, 24 jul (EFE).- El Ejército indio ha ampliado la búsqueda del avión militar desaparecido con 29 personas a bordo a una área mayor a la zona donde se le perdió el rastro en el Océano Índico, en medio de condiciones meteorológicas y del estado del mar adversas, informó hoy a Efe una fuente oficial.

"La operación sigue en marcha pese a que las condiciones no son buenas y aunque representan un desafío, la búsqueda no va a parar", dijo a Efe el portavoz de las Fuerzas Aéreas de la India, el comandante Anupam Banerjee.

El portavoz indicó que el área de rastreo "es más amplia y es difícil" la labor de búsqueda, sin que por ahora se hayan encontrado restos del avión Antonov N-32 desaparecido desde el pasado viernes.

Banerjee señaló que la operación continuará sin que se haya fijado un plazo para darla por concluida si no se encuentra la aeronave.

Las labores se desarrollan bajo condiciones del monzón, con fuerte lluvia, mucha nubosidad y mar encrespada, según el último reporte del Ministerio de Defensa del país asiático.

A estas condiciones se añade la profundidad de la zona en que se perdió la pista al Antonov AN-32, ya que alcanza los 3.500 metros.

El ministro de Defensa indio, Manohar Parrikar, se trasladó ayer a Chennai, en el sur de la India, de donde despegó el avión, para supervisar la operación junto a mandos de las Fuerzas Armadas indias.

En estas tareas participan dieciséis barcos, trece aviones y cuatro helicópteros, según los últimos datos del Ejército indio.

El AN-32 había despegado hacia las 08.30 (03.00 GMT) del viernes de la base aérea de Tambaram en Chennai en una salida de rutina y se perdió su rastro a unos 300 kilómetros al este de esta ciudad, cuando volaba a unos 7.000 metros de altura, según Defensa.

La aeronave tenía previsto aterrizar en la base aérea y naval de INS Utkrosh en Port Blair, capital del archipiélago Andamán y Nicobar, sobre las 11.45 hora local (06.15 GMT).

El avión llevaba a bordo seis miembros de la tripulación, quince de las Fuerzas Aéreas, el Ejército, la Marina y la Guardia Costera indias y ocho civiles que trabajan para las Fuerzas Armadas indias.

Los accidentes aéreos son comunes entre la flota militar del país asiático, que incluye alrededor de un centenar de unidades del avión desaparecido, de fabricación rusa.

En el accidente más grave de los últimos años, los diez ocupantes de un avión de las Fuerzas de Seguridad de Fronteras indias (BSF, en inglés) murieron el pasado diciembre al estrellarse la aeronave en Nueva Delhi.

Andamán y Nicobar es un remoto archipiélago indio cercano a las costas de Indonesia y Myanmar.