18 de enero
Miércoles
Parcialmente nublado
23°
35°
Jueves
Mayormente despejado
23°
36°
Viernes
Parcialmente nublado
24°
35°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 10 de enero de 2017, 19:15

El director del FBI asegura que los rusos también piratearon a los republicanos

Washington, 10 ene (EFE).- El director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, aseguró hoy que el Partido Republicano también fue objeto de los ciberataques rusos, aunque aseguró que se trató de una "penetración limitada".

En una audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado, Comey aseguró que los equipos informáticos comprometidos por el ataque de los piratas rusos eran del Comité Nacional Republicano (RNC, directorio del partido) y que ya no estaban en uso.

Hasta ahora, tanto el RNC como el presiente electo de ese partido, Donald Trump, han insistido en que los rusos no pudieron penetrar los sistemas informáticos de la formación conservadora debido a la fortaleza de sus controles, a diferencia de los del Partido Demócrata, que fueron hackeados debido a su debilidad.

Tras esta revelación, la presidenta interina de Comité Nacional Demócrata (DNC), Donna Brazile, pidió la creación de una comisión de investigación legislativa que indague en el caso de los ataques informáticos rusos de una manera "exhaustiva, independiente y bipartidista".

"El hecho de que los dominios informáticos del RNC también fueron objetivo de los ataques y fueron comprometidos con éxito ofrece una confirmación adicional de que los rusos selectivamente filtraron información específicamente para ayudar a Trump y perjudicar a los demócratas", dijo Brazile en un comunicado.

El testimonio de Comey tiene lugar después de que las agencias de inteligencia de EEUU aseguran en un informe hecho público el pasado viernes que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó influir en las elecciones estadounidenses mediante ciberataques para beneficiar a Trump y perjudicar a la candidata demócrata Hillary Clinton.

El presiente, Barack Obama, ordenó entonces sanciones económicas contra organismos de espionaje, individuos y empresas de seguridad informática rusos, además de la expulsión de 35 diplomáticos de ese país, en respuesta a la supuesta intromisión cibernética rusa.

El presidente electo, que recibió el informe de parte de los responsables de inteligencia ese mismo día, no se ha vuelto a referir al tema, después de haberse mostrado muy escéptico con sus conclusiones debido a que podría poner en entredicho la legitimidad de su victoria electoral.