26 de abril
Miércoles
Parcialmente nublado
22°
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
22°
Sábado
Despejado
11°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
sábado 4 de marzo de 2017, 02:00

El día en que el mundo sabrá de las mujeres

Andrés Colmán Gutiérrez - Twitter: @andrescolman
Por Andrés Colmán Gutiérrez

¿Como sería este mundo si la mayoría de las mujeres parasen su actividad cotidiana y echasen a marchar juntas por los múltiples territorios del planeta, acompañadas de los hombres solidarios, exigiendo en varios idiomas pero con una sola voz lo mucho que tienen que reclamar...?

La respuesta la vamos a encontrar, probablemente, el próximo miércoles 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, cuando por primera vez en la historia se intente llevar a cabo un Paro Internacional de Mujeres en más de 40 países, para protestar contra la violencia de género y la desigualdad económica, entre otros muchos reclamos.

Suena utópico y quizás controvertido. Así como habemos hombres que nos adherimos solidariamente con esta iniciativa, por más que podamos disentir con algunos reclamos puntuales, también hay mujeres que no están de acuerdo y expresan sus diferencias con fundamentadas críticas o con caricaturescas burlas.

Es conmovedor ver como la consciencia ha ido creciendo frente a la cruda realidad.

"Que pare el mundo porque nos están matando. Que pare el mundo porque no funciona sin nosotras. Que paren las calles hasta que podamos transitarlas seguras. Que paren los feminicidios, porque nuestras vidas no están a disposición de otros. ¡Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras!", exhorta la convocatoria al 8M Paro.

Tan solo en los dos primeros meses del 2017 se produjeron 12 casos de feminicidios en el Paraguay. De 5 situaciones de acoso sexual denunciadas, solo una recibe sanción por parte de la Justicia y todavía hay quien pide "no hacer de una piedrita una montaña". Una niña "criadita" abusada apenas salva su vida tras ser obligada a ingerir soda caústica por sus tutores.

Las mujeres campesinas e indígenas son expulsadas de sus tierras comunitarias o ancestrales y obligadas a deambular como fantasmas por las ciudades, convirtiéndolas en vulnerables víctimas para las redes criminales de trata de personas. Las mujeres ganan mucho menos que los varones por similar trabajo y las trabajadoras domésticas están sometidas por ley a la discriminación en el salario.

Las propuestas de acciones para este 8M son diversas y probablemente tendrán efectos diferenciados. Se plantea realizar un paro general de actividades a las 8.00 en todo el país y una marcha central a las 18.00, en Asunción, desde la Plaza Uruguaya hasta la Plaza de la Democracia. En medio habrán otras actividades en la capital y ciudades como Encarnación, Ciudad del Este, Pilar y Caaguazú.

Desde octubre de 2016, cuando las mujeres polacas fueron a la huelga, el grito femenino fue creciendo y derribando fronteras, uniendo a colectivos como #Niunamenos en Latinoamérica con movimientos como Women's March en Estados Unidos.

Ahora el grito también resuena en guaraní: "¡Roikovese ha roikoveta!".