3 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 29 de septiembre de 2016, 01:00

El desafío de cambiar la vida de limpiavidrios por un sueño propio

Leticia Melgarejo (23) comenta que desde pequeña tenía que salir a las calles a trabajar para ayudar en el sustento de la casa. Confiesa que lo único que aprendió durante muchos años fue la violencia; ya sea en su hogar o en la vía pública, donde limpiaba parabrisas de vehículos. Sin embargo, tanto para ella como para otras 24 personas más, que también eran limpiavidrios, ayer fue un día especial, pues lograron culminar capacitaciones en diferentes oficios que les permitirán la inserción laboral en empresas o para armar su propio micronegocio, como lo afirmaron varios egresados.

Cursos gratuitos en panadería, confitería, atención al cliente, habilidades blandas y emprendedurismo fueron las capacitaciones impartidas tanto por el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) como por el Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (Sinafocal) en el marco del proyecto Ikatu, Ñandejára oî chendive, impulsado por la fundación Santa Librada.

La formación duró cerca de cinco meses, y en los primeros tiempos se encargaron de la formación espiritual como de la asistencia sicológica, de tal manera que pudieran creer en ellos mismos para salir adelante. Los participantes del programa recibirán a partir de ahora el acompañamiento para la inserción laboral en algunas empresas o para generar su micronegocio y así dejar de lado la calle.

VUELTA DE PÁGINA. “Viví tantas cosas feas y este paso que estoy dando ahora es muy emocionante para mí. Aprendí a hacer muchas cosas buenas en las que me puedo dedicar porque antes solo me enseñaban golpes. Ahora estoy preparando mi currículum para trabajar en alguna empresa; me gustaría ser ayudante de cocina y ya no pienso volver a la calle”, expresa Leticia durante el evento realizado en el centro de actividades de la parroquia de Las Mercedes.

Asimismo, sus compañeras Liz Melgarejo (24) y Carolina López (24) afirmaron que tienen como proyecto armar un pequeño negocio de confitería de tal manera a quedarse en la casa con sus hijos, en el caso de Liz. “Ya no pensamos parar porque tenemos las armas para salir adelante”, dijo, por su parte, Carolina.