27 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 20 de mayo de 2017, 01:00

El debate que más debería importarnos

Mario Villalba, politólogo.

Recientemente hemos vivido momentos de mucha crispación política debido a que nuestros representantes priorizaron el interés propio y partidario en un intento por violar la Constitución Nacional. Lo importante es que el debate si menganito o fulanito pueden ser reelectos o no pasó a segundo plano en el debate político. Lo preocupante es que seguimos enfocados en quiénes serán los candidatos y hay poco análisis en relación a la agenda país que deberían demandar los ciudadanos, independientemente de quien termine ocupando el cargo de presidente.

El debate que más debería importarnos es cómo generamos una sociedad civil capaz de consensuar programas urgentes y prioritarios para mejorar la calidad de vida de las personas que habitan este país. Solo si debatimos en profundidad lo que hace falta podremos tener herramientas para decidir mejor qué equipo político tiene el perfil para liderar mejor la implementación de la agenda.

Hago un llamado a los líderes de sociedad civil a organizarnos para generar los debates que más importan primero dentro de nuestras organizaciones y luego a partir de un trabajo en red. Desde la ADEC, nos hemos pronunciado políticamente cuando vimos que principios democráticos eran pisoteados y lo seguiremos haciendo porque no queremos ser ese empresariado tibio que solo se acomoda a los intereses de turno con el único afán de garantizar el lucro propio. Nos toca a todos ampliar los espacios de debate para consensuar las grandes líneas de una agenda ciudadana.

No debemos cometer el error de empezar de cero. Existen grandes lineamientos que no pueden faltar en este debate. A nivel global, tenemos la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de Naciones Unidas en donde Paraguay es signatario de los 17 objetivos y las 169 metas proyectados al 2030. De igual manera, a nivel nacional, contamos con el Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 (PND) con 12 estrategias y 72 objetivos ampliamente debatidos. Personalmente, me tocó realizar un trabajo técnico para la Secretaría Técnica de Planificación en donde alineamos los objetivos ODS y PND de manera a coordinar la agenda global con la agenda nacional. La siguiente tarea consiste en coordinar los planes de desarrollo sustentable y planes de ordenamiento territorial de los municipios con el PND, ODS y las agendas de las secretarias y ministerios.

Todos estos planes, metas y objetivos deben estar reflejados en el Presupuesto General de la Nación y ya existe un importante camino andado con herramientas como el Sistema de Planificación por Resultados (SPR) elaborado por un grupo pequeño de una nueva generación de jóvenes funcionarios públicos paraguayos, a quienes conozco personalmente, que no responden a intereses partidarios y se la juegan por el país.

Sumado a esto, no debemos olvidarnos que la agenda ciudadana que construyamos debe sintetizar las iniciativas de la sociedad civil y del sector empresarial. Desde mi empresa, me toca asesorar a empresas y organizaciones de la Red del Pacto Global que cada año deben generar una Memoria de Sustentabilidad en donde compendian sus metas y logros económicos, sociales y ambientales. Hoy no son más de 70 empresas las que reportan y debemos aumentar ese número y alinear las acciones empresariales a la agenda local, nacional y global.

El debate que más debería importarnos es cómo articulamos una agenda ciudadana en donde las acciones públicas y privadas se orienten armónicamente hacia el desarrollo sustentable, el cuidado del medioambiente y la calidad de vida de la gente.