23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 30 de abril de 2017, 06:30

El debate sobre los Presupuestos en España prueba los apoyos de Rajoy

Madrid, 30 abr (EFE).- El Parlamento español afronta la próxima semana el debate sobre los Presupuestos Generales del Estado, habitualmente el más relevante del año y que en esta ocasión se convierte en un factor para que el centroderecha minoritario de Mariano Rajoy pruebe su capacidad de llegar a consensos.

Seis meses después de la laboriosa investidura de Mariano Rajoy, el actual Gobierno del PP se somete a partir del día 3 a su primer gran examen parlamentario de la legislatura, el debate de Presupuestos, en el que todo indica que la oposición aprovechará también para criticar al Ejecutivo por los casos de corrupción.

En el Congreso el PP cuenta con 137 de los 350 escaños y para sacar adelante el proyecto de Presupuestos necesita 176, una cifra complicada de alcanzar si, como hasta ahora, se le pone en contra la oposición de izquierdas (PSOE y Unidos Podemos) y los nacionalistas vascos y catalanes.

Con el apoyo de los liberales y de varios diputados de centroderecha de diferentes regiones el Gobierno puede contar con 175 escaños, pero debe captar al menos uno.

El debate de la semana que viene empezará con las enmiendas a la totalidad al proyecto gubernamental presentadas por varios grupos de oposición.

Sin mayoría absoluta, el Ejecutivo del PP necesita 175 votos para rechazar las siete enmiendas a la totalidad y para ello requiere el respaldo de los nacionalistas vascos del PNV, que en principio son favorables a dar ese apoyo a cambio de concesiones.

Si logra tumbar esas enmiendas, para el resto de la tramitación de los presupuestos, el PP necesitará un voto más, el 176 que -confía- pueda conseguir del diputado progresista canario, Pedro Quevedo, por ahora también receloso.

Los socialistas, que con su abstención permitieron en octubre pasado la reelección de Rajoy como presidente, ahora votarán "no" al proyecto del PP, mientras siguen inmersos en el proceso para elegir, el 21 de mayo, a su nuevo líder.

Si en estas próximas semanas el Ejecutivo saca adelante las cuentas de 2017, la primera fase de la legislatura quedaría allanada para el PP, que tiene también otro elemento de preocupación: la corrupción.

La entrada en prisión del expresidente de la región de Madrid Ignacio González, acusado de corrupción, y la dimisión del de Murcia tras su imputación por el mismo delito, son dos factores que han sacudido al PP en estas últimas semanas.

Aunque no está previsto que intervenga Mariano Rajoy, sino su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para defender sus presupuestos, es más que probable que la oposición aproveche el debate para pedir responsabilidades al presidente del Gobierno como máximo dirigente del PP.

Mientras tanto, Unidos Podemos prepara una moción de censura contra Rajoy, para la que previsiblemente no contará apoyos en otros grupos aunque, en caso de finalmente ser presentada, dará lugar a un debate de política general.