28 de julio
Viernes
Despejado
18°
31°
Sábado
Despejado
19°
31°
Domingo
Despejado
19°
32°
Lunes
Mayormente nublado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 25 de noviembre de 2016, 17:58

El Congreso de Colombia, nuevo escenario en el que se discute el acuerdo de paz

Bogotá, 25 nov (EFE).- El debate político en torno al nuevo acuerdo del Gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC comenzó hoy, días antes de que el texto, firmado el jueves en el Teatro Colón de Bogotá, sea discutido por el Congreso de la República para su refrendación.

En medio de las voces del "no", opción que ganó en el plebiscito del 2 de octubre, el acuerdo fue firmado ayer por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", y en cuestión de horas fue presentado al Congreso, en donde comenzará su trámite el próximo martes.

Primero pasará por el Senado y un día después se debatirá en la Cámara de Representantes.

Aunque el Gobierno tiene las mayorías en ambas cámaras, las discusiones se intuyen fuertes, en especial por la bancada de la oposición en cabeza de su líder, el expresidente Álvaro Uribe.

El exmandatario (2002-2010) y fundador del partido Centro Democrático anunció que buscará mecanismos que permitan la participación del pueblo en la defensa de los puntos que no fueron incorporados al nuevo acuerdo de paz.

Por su lado, el Gobierno insistió hoy a través del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en dialogar con la oposición, a la que llamó a "trabajar en la refrendación e implementación de los acuerdos".

"El acuerdo que se firmó es un acuerdo mejorado, que permitió establecer lazos de comunicación con los voceros del 'no'. El Gobierno nacional le insistirá a la oposición para seguir trabajando en la implementación del acuerdo y mejorarlo aún más, en lo posible", dijo Cristo desde Cartagena.

En aras de que la discusión sea amplia, el presidente del Congreso, senador Mauricio Lizcano, indicó este viernes que los debates no tendrán un tiempo límite y contarán con la presencia de los sectores del "no", así como con espacios de intervención para todos los partidos.

Añadió que el Legislativo no defraudará a la sociedad colombiana en la refrendación y reglamentación del nuevo pacto de paz, luego de los ingentes esfuerzos por superar los resultados del pasado 2 de octubre, que exigieron implementar cambios del texto definitivo.

"Vamos a refrendar estos acuerdos de una manera transparente, serena, sin pupitrazos, con garantías a la oposición. Un debate que se hará de cara al país", aseguró Lizcano.

Mientras tanto, el presidente de la Cámara, Miguel Ángel Pinto, comentó a periodistas que van a invitar a algunos representantes de los equipos coordinadores del "no" y a otras delegaciones del "sí" y al final de las intervenciones de cada uno de los partidos procederán a votar para la refrendación.

Dicha refrendación podrá tomar entre uno y tres días, una acción legislativa que avalará el inicio del proceso de desmovilización de los combatientes de las FARC.

Es decir, el Congreso marcará la pauta del llamado día "D", que no es más que el primero de los 150 días fijados para que los insurgentes entreguen todas sus armas a los veedores de la Naciones Unidas.

Durante la ceremonia en el Teatro Colón, Santos precisó que una vez "firmado el nuevo acuerdo, la implementación podrá arrancar tan pronto el Congreso de la República lo refrende".

El jefe de Estado acentuó que espera que, "según el procedimiento establecido, la refrendación sea aprobada en el curso de la próxima semana".

Cinco días después, añadió, "comenzará el movimiento de las FARC hacia las zonas veredales transitorias y a los 90 días se iniciará la dejación de las armas", con lo cual dejarán de existir como la guerrilla más antigua de América.

Mientras tanto, el alto consejero para el posconflicto en Colombia, Rafael Pardo, anunció que los principales retos que tiene el país después de la firma del nuevo acuerdo de paz son una reforma rural integral, modificaciones legislativas y reincorporación a la vida civil de los guerrilleros.

Pardo explicó que ya hay un conjunto de acciones que se están haciendo en distintas zonas y que "a partir del 1 de enero de 2017 entrará con mayor fuerza este programa de la reforma rural integral que es la sustitución de cultivos, desminado y la atención a víctimas".