23 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 13 de febrero de 2017, 11:10

El comercio de Brasil pierde 182.000 empleos y una cierra récord de tiendas en 2016

Sao Paulo, 13 feb (EFE).- El sector comercial de Brasil perdió 182.000 empleos y cerró un número récord de tiendas en 2016, en el que fue el peor año de su historia debido a la profunda crisis económica que atraviesa el país, informaron hoy fuentes gremiales.

Durante el año pasado, cerraron 108.700 comercios minoristas, lo que supone la peor cifra de toda la serie histórica, iniciada en 2005, señaló un informe divulgado hoy por la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC).

El dato de 2016 es todavía peor que el registrado en el ejercicio precedente cuando Brasil echó el cierre a 101.900 tiendas.

"El termómetro más dramático de la crisis que todavía asola al sector es el número de tiendas que cerró las puertas el año pasado", apuntó el economista de la CNC Fabio Bentes, citado en la nota.

Además, entre enero y noviembre de 2016, el volumen de ventas registró un descenso del 8,8 % en relación al mismo periodo del año anterior, reflejo de la severa crisis que afronta Brasil.

La economía brasileña afronta una severa recesión ya que su Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo el 3,8 % en 2015, su peor resultado en los últimos 25 años, y los analistas privados proyectan para 2016 una caída del 3,5 %, con lo que encadenará dos años seguidos en negativo por primera vez desde la década de 1930.

"La falta de dinamismo en el mercado de trabajo y el crédito encarecido y restrictivo explican parte de la significativa pérdida de ventas en los últimos años", comentó Bentes.

Por sectores, los establecimientos de productos alimenticios y bebidas (hipermercados, supermercados y ultramarinos) fueron los más golpeados en 2016 al perder 34.800 tiendas, seguido de los de ropa, calzado y accesorios (-20.600) y aquellos de materiales de construcción (-11.500).

El cierre de este abultado número de comercios durante 2016 tuvo como una de sus consecuencias el despido de 182.000 puestos de trabajo, el peor resultado para este indicativo desde 2004.

El informé apuntó que todos los estados brasileños presentaron una caída en su número de tiendas, algo inédito en todos los años de la serie siendo Sao Paulo la entidad federativa más afectada, pues allí se cerraron 30,700 tiendas, seguido de Río de Janeiro (-11.100) y Minas Gerais (-10.300).

Estos tres estados son los más poblados de Brasil y acumulan la mayor parte de la actividad económica del país.

La patronal espera para 2017 una estabilización en el sector con un "ritmo menor" en el cierre de locales, que ya viene ocurriendo desde el segundo semestre de 2016, favorecido por una tasa de inflación menor, lo que "podrá abrir espacio para la recuperación del consumo" de las familias, añadió Bentes.

Brasil terminó 2016 con una inflación del 6,29 %, una cifra por debajo del llamado "techo de tolerancia" del 6,50 %, que era el límite tolerado por el Banco Central hasta el año pasado, cuya meta era del 4,50 % con un margen de dos puntos porcentuales.