10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 27 de octubre de 2016, 17:16

El chavismo también convoca una movilización al palacio presidencial el 3 noviembre

Caracas, 27 oct (EFE).- El diputado oficialista venezolano Diosdado Cabello convocó hoy a los partidarios del chavismo a movilizarse el 3 de noviembre hasta el palacio presidencial para defender la revolución y al mandatario Nicolás Maduro, justo el mismo día que la oposición convocó una marcha al mismo destino.

"Derrota viene para la burguesía, el 3 (de noviembre) el pueblo se va para Miraflores (...) el 3 le diremos al mundo: Venezuela se respeta, Venezuela es libre, Venezuela es soberana", dijo Cabello desde un acto con simpatizantes en el céntrico estado Carabobo.

El primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) hizo este anuncio para contrarrestar la convocatoria que realizó la oposición para movilizarse hasta el palacio de Gobierno con el fin de "notificar" a Maduro que fue declarado "incurso en responsabilidad política".

Cabello indicó que desde el chavismo no permitirán que la oposición destituya el jefe de Estado y que el 3 de noviembre estarán en el palacio presidenncial de Miraflores "asegurándoles (a la oposición) que Maduro no se va, que Maduro seguirá siendo presidente".

El parlamentario afirmó que los dirigentes de la oposición están utilizando "el mismo discurso" de 2002, cuando se dio un fallido plan de insurrección contra el entonces presidente, Hugo Chávez (1999-2013).

Asimismo, reiteró que si las empresas se paralizan este viernes atendiendo el llamado de la oposición venezolana a sumarse a un paro, el pueblo y la Fuerza Armada las tomarán.

La oposición venezolana llamó a una huelga general de 12 horas e invitó a la manifestación hasta Miraflores, como parte de las actividades en contra de lo que consideran una "ruptura del orden constitucional" luego de que se suspendiera el referendo revocatorio presidencial que promueve desde marzo.

Cabello y otros voceros del chavismo han dicho desde que se inició el proceso para activar el revocatorio, que ese referendo no se llevaría a cabo este año.

Si la oposición ganaba el referendo este mismo año, el Poder electoral debía convocar nuevas elecciones, pero si lo hacía en 2017 Maduro sería reemplazado hasta 2019 por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz.