10 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 21 de julio de 2016, 01:00

El centro histórico tiene sin usar 220.000 m² construidos

El centro histórico asunceno tiene 220.000 m² de superficie construida no utilizada, según el Plan Maestro de Revitalización del Centro Histórico de Asunción (Plan CHA). Esta entidad posee un proyecto para que casas, departamentos y hasta edificios deshabitados reciban inversión para ser objeto de ofertas inmobiliarias.

El ente mencionado trabaja con Senavitat y con desarrolladores privados, con el fin de concretar en algún tiempo esa intención.

De acuerdo con Vladimir Velázquez, secretario ejecutivo del Plan CHA, se está diseñando un proyecto piloto con Senavitat para una oferta residencial en el centro histórico, dirigida a la clase media (trabajadores públicos o privados que viven en el área metropolitana, pero trabajan en el centro asunceno). El proyecto está en fase de planificación y hay una reingeniería de los parámetros del ente que atiende la cuestión de viviendas.

Embed

Velázquez mencionó que el proyecto supone vetas económicas, financieras, jurídicas, sociales y urbanas, y que el aspecto residencial permitirá sentar un precedente para luego convocar a la población potencial a ocupar un espacio urbano más equipado y con mejores servicios que los sitios de residencia actual.

“El proyecto debe ser lanzado en agosto, porque se está teniendo una propuesta definida al respecto”, sintetizó.

Otro de los ejes que maneja el Plan CHA es un diálogo con el sector privado de desarrolladores inmobiliarios, que ya vieron un escenario en el centro histórico en el que hace dos décadas aproximadamente muchas propiedades no recibieron inversiones significativas para mejoras edilicias o construcciones.

“El sector privado espera señales del estamento público, y mejoras en las llamadas condiciones secundarias, o sea en el imaginario en torno al centro histórico, en el mejoramiento de la infraestructura y el equipamiento, el transporte, los estacionamientos, la seguridad y los espacios públicos”, destacó.

Un aspecto que incentiva a que algunos sientan ánimo de retornar al centro es la dinamización de la agenda nocturna, que desde hace tres años viene desarrollándose mediante las nuevas generaciones que impulsan eventos masivos, elemento que contribuye a imprimir mayor movimiento en un espacio que, en horario nocturno, anteriormente no tenía mucho contenido, según Velázquez.

El Plan CHA depende del Gobierno y de la Municipalidad, mediante un consejo de ministros y doce instituciones, y recibe financiamiento de Itaipú, además de cooperación técnica del Banco de Desarrollo de América Latina.