5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 13 de septiembre de 2016, 13:32

El BM insta a las economías latinoamericanas a adaptarse a la rebaja de la demanda externa

Asunción, 13 sep (EFE).- El vicepresidente del Banco Mundial (BM) para Latinoamérica y el Caribe, Jorge Familiar, indicó hoy que las economías latinoamericanas tienen que hacer un trabajo de adaptación para adecuarse a la reducción de la demanda de materias primas desde el exterior.

"Esta nueva situación de demandas y precios de las materias primas no es algo de corto plazo, es algo que va a estar con nosotros por mucho tiempo. Lo primero que se tiene que hacer es adaptar las economías (latinoamericanas) a esta nueva realidad", destacó Familiar.

El representante del BM, que hizo estas declaraciones a la prensa tras reunirse con el presidente paraguayo, Horacio Cartes, en la residencia presidencial de Mburuvicha Róga, en Asunción, se encuentra en Paraguay como parte de una gira regional que le llevará también a Argentina y Ecuador.

Familiar explicó que la situación de recesión económica que existe actualmente en América Latina se debe en buena medida al cambio en el entorno externo, que en la última década propició una situación favorable para la región, gracias a una demanda de materias primas para sustentar su crecimiento que ahora se ha reducido.

"Esto ayudó a la región a crecer a tasas muy importantes por un largo periodo de tiempo, y la buena noticia es que este crecimiento durante esta década dorada se trasladó y se convirtió a la vez en una mejora desde el punto de vista social", afirmó Familiar.

En ese sentido, dijo que ese periodo fue propicio para que millones de latinoamericanos salieran de la pobreza, consiguieran un empleo, accedieran a una mejor salud y a una mejor educación.

Sin embargo, alertó de que ese panorama económico se acabó, porque las economías emergentes externas están creciendo a tasas menores que antes y ya no demandan tanta cantidad de materias primas, por lo que ahora es misión de las economías de los países de la región adaptarse al nuevo momento.

"(Hay que) invertir en infraestructuras, invertir en educación y capital humano más ampliamente a través de salud, generar condiciones para que el sector privado pueda invertir y crear oportunidades de empleo, y también tenemos que tener una protección social adecuada para los más vulnerables", dijo Familiar.

Esta nueva agenda propuesta por el Banco Mundial para Latinoamérica necesitará un tiempo para ser aplicada, afirmó Familiar, pero destacó que en la actualidad la realidad económica de la región no es tan difícil como en otras ocasiones pasadas.

"En este momento no estamos llamando a los bomberos, la casa no está en llamas. Tenemos más tiempo para hacer estas adaptaciones, estas adecuaciones, estas reformas. A la vez, tenemos que generar las condiciones de confianza que garanticen y que le den certeza a los inversionistas de que estas medidas se van a tomar", señaló.

Además, Familiar instó a no cerrarse a la globalización y al comercio exterior en momentos de crisis, y alentó a fortalecer las economías de los países latinoamericanos a través de la integración regional.

"Nos integra con el mundo, que nos permite vender más, que nos permita ser competitivos en los sectores donde tenemos una ventaja comparativa para crear empleos y para generar una mejor forma de vida", dijo el representante del BM.

Familiar puntualizó que en todo este proceso de adecuación es muy importante que el crecimiento "llegue a toda la población".

"Por eso es importante que cuando se habla de crecimiento se hable también de inclusión y desarrollo generalizado", matizó.

Estas políticas económicas, dijo Familiar, tienen que estar enfocadas en la protección social a través de "programas que buscan ayudar a las familias más vulnerables y dar acceso a los jóvenes y a los niños a salud y a educación, que les permitirá competir en la economía del futuro".

Tras dos años consecutivos de recesión, Latinoamérica se encuentra en una "débil" situación fiscal, que junto a su endémica falta de integración regional supone riesgos de cara al futuro, apuntaron la pasada semana en Washington expertos del Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales, que remarcaron que, para que se retome el crecimiento económico, es necesario aplicar reformas estructurales.