8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 10 de noviembre de 2016, 14:35

El Banco Santander Río considera que el Gobierno argentino ordenó la macroeconomía

Buenos Aires, 10 nov (EFE).- El presidente del Banco Santander Río, Enrique Cristofani, afirmó hoy en Buenos Aires que el actual Gobierno argentino consiguió ordenar la macroeconomía del país austral.

Para Cristofani, el cambio que aplicó el ejecutivo de Mauricio Macri a la macroeconomía argentina hizo que pasara de estar completamente "desordenada" a "facilitar las cosas" a las empresas.

En un seminario organizado por la Cámara Española de Comercio de Argentina (Cecra), sobre el programa de recuperación productiva y el papel de las pymes en este aspecto, Cristofani consideró que en los once meses que lleva en activo el Gobierno de Macri se ejecutaron "bien y rápido" las principales medidas económicas.

"Lo que se podía hacer bien y rápido se hizo", apuntó el titular del principal banco privado de Argentina sobre el acuerdo con los fondos litigantes con el Estado por deudas en mora desde la crisis de 2001 -denominados fondos buitre- y el fin de las restricciones a la compra de divisas, el llamado "cepo" cambiario implementado por el Gobierno de Cristina Fernández en 2011.

Cristofani argumentó que el resultado de estas decisiones revirtió en una macroeconomía más ordenada que hizo rentables los principales sectores, como la minería o la agricultura, al tiempo que señaló la necesidad de profundizar este camino con el mantenimiento de "la tendencia a la baja de la inflación".

Según el titular del Santander Río, la senda que debe seguir el Ejecutivo de Macri en los próximos meses debe pasar por mejorar la competitividad de las empresas, especialmente de las pequeñas y medianas, que son, a su juicio, las principales creadoras de empleo del país.

Es decir, después de haber reordenado el sistema económico, es necesario mejorar el marco legal en el que se mueven las pymes, bajar la presión impositiva y facilitar el acceso al crédito de estas organizaciones, completó el presidente del principal banco privado de Argentina.

"Si queremos que nos vaya bien, las pymes tienen que ser protagonistas del cambio económico", ahondó Cristofani.

Por otro lado, señaló que el bajo endeudamiento de Argentina -un 27 % en relación al Producto Interior Bruto (PIB) frente al 42 % de Brasil- puede representar una oportunidad para invertir en rubros como la infraestructura, que lleven a una mejora "sustancial" de la economía.

En el seminario, que constó de diversos paneles en los que se analizaron los impactos que tendrá la aprobación de la nueva ley de pymes, también participó el secretario argentino de Emprendedores y Pequeñas y Medianas Empresas, Mariano Mayer, que hizo un análisis realista y muy crítico de la situación económica y laboral del país, con un índice de pobreza del 32 por ciento, un desempleo juvenil del 50% y una burocratización agobiante

Mayer coincidió con Cristofani en señalar la necesidad de que las pymes sean "las grandes protagonistas de la Argentina que viene", un reto que pasa, según el dirigente, por la mejora de la financiación de estas corporaciones, que hoy sólo acceden al crédito en un 30 por ciento, y que está contemplado en la nueva legislación.

"Mauricio (Macri) está convencido de que (el liderazgo de las pymes) es el único camino", dijo el alto funcionario, quien apuntó finalmente que es necesario llegar a "un millón" de pequeñas y medianas empresas a lo largo de los próximos años para garantizar la sustentabilidad de la economía.