4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 2 de agosto de 2016, 19:20

El Banco Mundial aporta 150 millones de dólares para la primera planta de GNL en Centroamérica

Panamá, 2 ago (EFE).- La Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial informó hoy que completó una financiación de 150 millones de dólares para la construcción de la primera planta de generación de energía a base de gas natural licuado (GNL) de Panamá y Centroamérica, que estará lista en 2018.

La planta, que tendrá una producción de 350 megavatios, construida por AES Panamá, ubicada en la Isla Telfers, en la provincia caribeña de Colón, requiere de una inversión de al menos 800 millones de dólares, de acuerdo con AES.

La obra consiste en una central eléctrica de gas y una terminal de importación de GNL en tierra y regasificación con un tanque de almacenamiento de 180.000 metros cúbicos, precisó hoy la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), la institución del Banco Mundial dedicada al sector privado.

Se espera que la instalación desplace anualmente al menos 2.100 gigavatios hora de energía, generados actualmente a base de bunker y diesel, para evitar la emisión de alrededor de un millón de toneladas de dióxido de carbono cada año, el equivalente a retirar más de 200.000 automóviles de la carretera, apuntó IFC.

Una vez entre en funcionamiento, el proyecto reducirá alrededor del 4 % de las emisiones de dióxido de carbono de Panamá cada año, añadió en un comunicado.

El resto de fondos para el proyecto han sido garantizados con otras instituciones financieras y el capital que aportan los patrocinadores, AES Corporation y Grupo Motta, de acuerdo con IFC.

Con una de las economías más pujantes de la región, que se expandió un 8 % del producto interno bruto (PIB) en la última década, Panamá debe aumentar su capacidad energética en 120 megavatios cada año, recalcó en diciembre pasado a Efe Miguel Bolinaga, el gerente general de AES en Panamá.

El Estado puso en marcha un plan de diversificación de la matriz energética que incluye al gas natural como nueva fuente, suplementaria a la hídrica, de la que actualmente proviene el 53 % de la energía que se produce en Panamá y los hidrocarburos como el bunker y el diesel (40 %).

"Esta planta de energía a GNL cambia el futuro energético para Panamá", dijo el Oficial Principal de Inversiones de IFC, Giancarlo Ortega, de acuerdo con el organismo.

"Se beneficia de un crecimiento esperado del gas natural y proporciona una fuente de energía de bajo carbono para Panamá, que ha sido históricamente vulnerable a la estacionalidad de la energía hidroeléctrica y a las fluctuaciones de los precios del petróleo", sostuvo Ortega.

La instalación integrada permitirá además a la industria naviera, el transporte y otros sectores pasar del uso de productos derivados del petróleo al gas natural, recordó hoy IFC.