1 de octubre
Sábado
Despejado
19°
32°
Domingo
Poco nublado con tormentas
17°
32°
Lunes
Chubascos
16°
24°
Martes
Mayormente nublado
17°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 14 de septiembre de 2016, 09:48

El Atlético se trae de Eindhoven una victoria necesaria y Saúl otro gol clave

Madrid, 14 sep (EFE).- El Atlético de Madrid se trajo de su visita a Eindhoven (Holanda) una victoria contra el PSV por 0-1 necesaria para encarar con tres puntos el siguiente partido contra el Bayern Múnich alemán y el centrocampista Saúl Ñíguez anotó otro gol clave como el de las semifinales europeas del curso pasado.

La victoria en el PSV Stadion era importante para el Atlético no solo por comenzar su andadura en el Grupo D de la Liga de Campeones con buen pie, sino por la relevancia del rival que afrontará en la próxima jornada, el Bayern Múnich alemán, que visitará el Vicente Calderón el próximo 28 de septiembre tras ganar ayer al Rostov ruso.

Los jugadores dirigidos por el argentino Diego Simeone encadenaron así dos victorias seguidas -ambas a domicilio, en Balaídos ante el Celta de Vigo y en Holanda ante el PSV- que permiten dejar a un lado las dudas que provocaron los dos empates con los que inicio la temporada, ambos en Liga contra recién ascendidos, el Alavés en casa y el Leganés fuera.

"Tenemos mucho para mejorar. Nos vamos con un esfuerzo enorme, hemos jugado tres partidos ya fuera de casa y nos vamos contentos sobre todo por el resultado", dijo el técnico argentino tras el encuentro, no sin reconocer que les faltó "resolver el partido" en la segunda mitad.

En la dificultad del duelo coincidió el único goleador de la noche, el centrocampista Saúl Ñíguez. "Hemos conseguido una victoria muy buena y muy trabajada. Nos ha costado mucho conseguir el primer partido en esta 'Champions'", declaró después del partido.

El tanto de Saúl, logrado tras encontrar un rechace en un saque de esquina en el minuto 43 y disparar hasta dos veces, la segunda con una volea en el aire con la que batió al holandés Jeroen Zoet, se suma a la lista de tantos clave del centrocampista ilicitano con el conjunto rojiblanco.

Entre ellos, destaca especialmente el que anotó en las pasadas semifinales al Bayern Múnich alemán durante el encuentro de ida en el Vicente Calderón, gracias a un eslalon en el minuto 11 de partido en el que se zafó hasta de cuatro jugadores y que fue, como ayer en Eindhoven, el único tanto del encuentro.

Durante el ecuador de la pasada temporada y ante la sequía de los delanteros rojiblancos por aquel entonces, Saúl ya se erigió en un anotador certero, con cinco goles en sus primeros 21 partidos, algunos de ellos tantos iniciales, que equilibraban encuentros o cerraban remontadas.

Junto al '8' rojiblanco, el otro momento definitorio del encuentro estuvo en los guantes del '13' del Atlético, el guardameta esloveno Jan Oblak, que detuvo un penalti al mexicano Andrés Guardado al filo del descanso.

El mexicano lanzó la pena máxima a su derecha, la izquierda de Oblak, el lugar al que fueron los lanzamientos de la tanda de la final de Milán en la que el Atlético perdió la Liga de Campeones, sin ninguna atajada del esloveno. Esta vez no fue así, porque el guardameta del Atlético se lanzó rápidamente para despejar el disparo fuerte del centrocampista del PSV.

El encuentro también permitió ver al francés Kevin Gameiro y al argentino Nicolás Gaitán disputando la Liga de Campeones de rojiblanco, en el que fue el primer encuentro oficial como titular del argentino, con 61 minutos para él.

Gameiro disputó 63 minutos en la punta de ataque con su compatriota Antoine Griezmann, en los que no tuvo puntería pero se pudo ver los primeros intentos de una sociedad que podría dar grandes réditos en el futuro.

Griezmann fue el que más pases sirvió al nuevo ariete rojiblanco, siete, mientras que recibió tres del '7' del Atlético; en un partido en el que Koke Resurrección volvió a ser el faro rojiblanco con 90 pases entre recibidos y enviados, el mayor número procedentes de Gabi Fernández (23) y enviados a Filipe Luis (20).

El partido también arrojó claves en forma de números para el lateral Juanfran Torres, que igualó a Raúl García como el jugador con más partidos de Liga de Campeones de la historia del club rojiblanco, con 35 encuentros cada uno. Muy cerca están Koke Resurrección, con 34; Gabi Fernández, con 33; y el uruguayo Diego Godín, con 32.

La única nota negativa del duelo fue la lesión muscular del centrocampista portugués Tiago Mendes, que ingresó al terreno de juego en el minuto 61 y tuvo que disputar los últimos minutos lesionado, con una dolencia en los isquiotibiales de la cara posterior del muslo derecho, cuya gravedad se conocerá durante las próximas horas.

Miguel Ángel Moreno