18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 22 de abril de 2017, 01:00

El atentado en París estremece la campaña presidencial en Francia

AFP

PARÍS - FRANCIA

El atentado en los Campos Elíseos de París, que se cobró la vida de un policía, tensó ayer la campaña para las presidenciales de mañana en Francia y centró el debate en la lucha antiterrorista.

El tiroteo del jueves, que fue reivindicado por el grupo Estado Islámico, es el más reciente de una ola de atentados yihadistas que se ensañó con Francia en los últimos 2 años y que se ha saldado con la muerte de más de 230 personas. Las autoridades temían que se produjera un ataque en plena campaña electoral, en la que cuatro candidatos, la líder de extrema derecha Marine Le Pen, el centrista Emmanuel Macron, el conservador François Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, tienen posibilidades reales de pasar a la segunda vuelta, que se celebrará el 7 de mayo. Las autoridades hallaron cerca del cuerpo del atacante, Karim Cheurfi, un francés de 39 años, que disparó mortalmente a un agente e hirió a otros dos antes de ser abatido, una nota manuscrita en la que defendía al Estado Islámico (EI). Este ataque colocó a la seguridad y a la lucha antiterrorista en el centro de la campaña electoral.

Le Pen, en su línea antiinmigración, urgió a retomar “inmediatamente” el control de las fronteras dentro de la Unión Europea y a expulsar a todos los extranjeros fichados por presunta radicalización. “Esta guerra contra nosotros es incesante y despiadada”, dijo la líder del Frente Nacional (FN), condenando la “monstruosa ideología totalitaria” detrás del atentado del jueves, cometido por un delincuente reincidente obsesionado con la idea de atacar a las fuerzas de seguridad pero no conocido como islamista radical.

El Gobierno socialista la acusó de instrumentalizar para dividir, alimentar sin vergüenza el miedo con fines exclusivamente políticos.

El centrista Macron, de 39 años y acusado de falta de experiencia para manejar la amenaza terrorista, urgió a los franceses a no ceder al pánico y advirtió contra cualquier intento de capitalizar este ataque. Fillon dijo por su parte que combatiría el terrorismo con mano dura y prometió que todos los individuos peligrosos serán puestos bajo detención o vigilancia administrativa.