9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 28 de octubre de 2016, 19:59

El alcalde de Lima niega en el Congreso haber favorecido a la empresa brasileña OAS

Lima, 28 oct (EFE).- El alcalde de Lima, Luis Castañeda, negó hoy ante la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de Perú que su Administración haya favorecido a la constructora brasileña OAS en la renegociación de un contrato para adjudicarle una nueva obra municipal.

Castañeda compareció para aclarar presuntas irregularidades en la modificación del proyecto Vía Parque Rímac, ejecutado por OAS mediante la empresa LAMSAC, al utilizar un fideicomiso 74,5 millones de dólares, previsto para el proyecto anexo denominado Río Verde, en la construcción de un viaducto adjudicado también a OAS.

El burgomaestre limeño argumentó que, a su criterio, la cantidad prevista en el fideicomiso era insuficiente para abordar las obras del proyecto Río Verde, que contemplaba la recuperación de las riberas del río Rímac con áreas verdes y parques, por lo que decidió destinar ese monto a construir un baipás en la avenida 28 de julio.

Castañeda recordó que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) revisó y aprobó la adenda suscrita por su Administración con OAS al contrato del proyecto Vía Parque Rímac, renombrado por Castañeda como Línea Amarilla, donde se acordaba la utilización del fideicomiso para el viaducto, según un comunicado del Congreso.

El alcalde aseguró que la construcción del viaducto, una de sus principales promesas electorales durante los comicios municipales de 2014, no generó costos adicionales.

La Contraloría de la República y la Fiscalía señalaron en mayo pasado que el baipás no tiene justificación técnica de cómo han sido empleados estos recursos.

La congresista de la alianza de izquierdas Frente Amplio Marissa Glave, quien fue regidora de la Municipalidad de Lima durante la administración anterior, manifestó su preocupación porque en el mismo día se recibió un informe externo de un perito, se redactó un contrato por 58 millones de dólares, se firmó y se envió al Ministerio.

Las presuntas irregularidades que motivaron la comparecencia de Castañeda en la comisión parlamentaria fueron denunciadas por IDL-Reporteros, que publicó unas conversaciones por mensajería de celular entre la abogada y exgerente de la Municipalidad Giselle Zegarra y el encarcelado expresidente de OAS, Leo Pinheiro.

En el intercambio de mensajes, los dos interlocutores coordinaron reuniones entre los actuales administradores de la Municipalidad de Lima y OAS para presuntamente acordar la modificación del proyecto Vía Parque Rímac y la adjudicación del viaducto de la avenida 28 de julio, incluso antes de asumir sus funciones en la Municipalidad.

Las conversaciones entre Zegarra y Pinheiro son parte de la investigación de la Policía Federal de Brasil por el caso Lava Jato, la mayor operación contra la corrupción de Brasil.

La obra de la Línea Amarilla fue adquirida este año por la francesa Vinci por 5.500 millones de soles (1.600 millones de dólares) a LAMSAC, la empresa que había quedado a cargo de la concesión tras la firma del contrato con OAS.

La cancelación del proyecto Río Verde y su reemplazo por el viaducto de 28 de Julio fue investigada por una comisión del Congreso que indagó las implicaciones en Perú del caso Lava Jato, en relación a empresas brasileñas denunciadas por corrupción en otros proyectos de infraestructura en Perú.