10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 9 de noviembre de 2016, 09:02

El acuerdo comercial UE-EEUU entrará en una "pausa natural", según Bruselas

Bruselas, 9 nov (EFE).- La Comisión Europea (CE) reconoció hoy que el acuerdo de libre comercio e inversiones, conocido como TTIP, que negocian la Unión Europea (UE) y Estados Unidos desde 2013, entrará en un "pausa natural" tras la elección del republicano Donald Trump como presidente estadounidense.

"Es natural pensar que haya algún tipo de pausa en las negociaciones porque la nueva Administración (estadounidense) tendrá que ocupar su puesto", indicó en una rueda de prensa el vicepresidente de la CE responsable de Empleo y Crecimiento, Jyrki Katainen.

Por su parte, la comisaria europa de Comercio, Cecilia Malmström, señaló que "desde hace ya bastante tiempo está claro que el TTIP no se concluiría bajo esta Administración", la del aún presidente de EEUU, Barack Obama.

"Para finales de año haremos un balance de dónde estamos con la actual Administración, lo discutiremos también con los Estados miembros", dijo Malmström, para quien "está claro que habrá una pausa natural en las negociaciones" como a su juicio habría ocurrido con cualquier cambio de Gobierno en el país.

La comisaria señaló en todo caso que es "imposible de decir" la duración que tendrá esa "pausa".

Katainen recalcó que "todos reconocimos que el TTIP no fue un asunto que se tratase en la campaña electoral" en EEUU, "al menos no al mismo nivel que el TTP", el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), y confesó que "al menos yo, personalmente, no escuché posturas fuertes contra el TTIP".

Admitió que el presidente electo "ha hecho declaraciones que pueden interpretarse en contra del libre comercio, eso es lo que todos hemos oído".

En cambio, valoró "la cantidad de intereses" sobre el TTIP que hay entre las administraciones, autoridades o sectores de negocios, algo que pidió "no infravalorar".

Según el vicepresidente comunitario, las razones por las que la UE y EEUU empezaron a negociar este amplio acuerdo "son las mismas, no han cambiado".

"En primer lugar, queremos mejorar el comercio porque genera empleos, y también queremos crear un entorno mejor para unas inversiones seguras", lo que lleva también a más cooperación política, comentó.

"Todo lo demás está por ver", dijo, y pidió "mantener la calma" y esperar a las "respuestas de la nueva Administración y el nuevo presidente".

Desde el punto de vista de Malmström, "seguimos teniendo buenas razones" para lograr el TTIP, acuerdo que registra alta oposición de sectores políticos y de la sociedad civil, especialmente en la UE.

"Un acuerdo entre las dos mayores potencias económicas en el mundo tiene todo el sentido", comentó sobre la UE y EEUU, que representan el 50 % de la actividad económica global y un tercio del comercio en el mundo, que asciende a un billón de dólares anual.

Katainen destacó que las relaciones transatlánticas tienen "muchos más valores", descartó que "realmente ninguno de los dos lados del Atlántico vaya a ponerlas en peligro".

"Tienen raíces muy profundas" que van más allá de "las razones personales".

"Simplemente no sabemos, el presidente (electo) clarificará las diferentes políticas una vez que tome posesión de su cargo", apuntó, y agregó que "no queremos especular sobre las verdaderas opiniones" de Trump, "el tiempo lo dirá".