2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 3 de agosto de 2016, 21:26

EE.UU. reclama en la ONU una respuesta "dura y rápida" a los misiles norcoreanos

Naciones Unidas, 3 ago (EFE).- Estados Unidos reclamó hoy al resto de miembros del Consejo de Seguridad una respuesta "dura y rápida" al último ensayo con misiles llevado a cabo por Corea del Norte.

"Quiero subrayar la necesidad de una respuesta dura y rápida por parte del Consejo de Seguridad", dijo a los periodistas la embajadora estadounidense, Samantha Power, tras una sesión de urgencia en el máximo órgano de decisión de la ONU.

Los quince miembros del Consejo de Seguridad se reunieron a puerta cerrada para analizar el lanzamiento por parte de Corea del Norte de dos misiles de medio alcance, uno de los cuales cayó en aguas territoriales de Japón.

Power aseguró que en el encuentro los Estados miembros expresaron su clara condena a esos ensayos, por lo que dijo que todo apunta a que el Consejo "será capaz de unirse" para responder a estas últimas acciones de Pyongyang.

Por ahora, el Consejo de Seguridad no ha adoptado ninguna reacción oficial, aunque los diplomáticos esperan que se pueda pactar en poco tiempo.

En algunas ocasiones anteriores, las diferencias entre los países han impedido al órgano pronunciarse formalmente tras ensayos con misiles por parte de Corea del Norte.

Power compareció ante los medios junto a los embajadores ante la ONU de Japón y Corea del Sur, que transmitieron un mensaje en la misma línea.

El japonés Koro Bessho calificó la caída de un misil frente a las costas de su país como una acción "totalmente inaceptable" y que supone una "grave violación" de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Para Bessho, ese lanzamiento supone un "nuevo paso" en el desarrollo de las capacidades nucleares y de misiles norcoreanas y supone una amenaza no solo para Japón, sino para toda la comunidad internacional.

En marzo pasado, el Consejo de Seguridad impuso fuertes sanciones a Corea del Norte en respuesta a sus pruebas nucleares y lanzamientos de misiles.

Desde entonces, el régimen de Kim Jong-un no ha dejado de llevar a cabo nuevos ensayos, que en los últimos casos son vistos por algunos analistas como una respuesta a la próxima instalación de un escudo antimisiles estadounidense en Corea del Sur.

Seúl y Washington acordaron a principios de julio el despliegue de ese sistema el año que viene para hacer frente a los cada vez más avanzados programas armamentísticos norcoreanos.

Power dejó claro hoy que esa acción es una medida "defensiva" y necesaria para protegerse de un régimen que sigue mejorando sus capacidades militares y llevando a cabo "provocaciones" con el disparo de misiles balísticos.