8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 14 de octubre de 2016, 19:33

EE.UU. planea un ataque cibernético contra Rusia como represalia, según la NBC

Washington, 14 oct (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos está contemplando ejecutar un ataque cibernético "sin precedentes" contra Rusia en represalia por la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses, indicaron hoy fuentes de inteligencia a la cadena NBC.

Funcionarios y exfuncionarios con conocimiento directo de la situación explicaron a la cadena que la Agencia Nacional de Inteligencia (CIA) tiene la tarea de presentar opciones a la Casa Blanca para una operación "clandestina" y de amplio alcance cibernético contra el Kremlin.

Las fuentes no dieron más detalles sobre las medidas exactas que la CIA está considerando, pero indicaron que la agencia ya había comenzado a abrir puertos cibernéticos, seleccionar objetivos y hacer otros preparativos para la operación.

Los exfuncionarios de inteligencia agregaron además que la agencia habría reunido ya documentos que podrían exponer al presidente ruso, Vladimir Putin.

El pasado viernes, el Gobierno de Obama acusó oficialmente a Rusia de los ataques, que entre otras cosas facilitaron la publicación de 20.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC) por parte de WikiLeaks.

"El presidente tiene disponibles una serie de respuestas, y considerará una respuesta que sea proporcional", aunque es "improbable que la haga pública antes de llevarla a cabo", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, esta semana.

El Gobierno estadounidense cree que "solo los más altos funcionarios de Rusia podrían haber autorizado" los ciberataques, según indicaron este viernes en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, James Clapper.

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ya acusó a Rusia el pasado julio del cibertaque cometido contra el DNC (secretariado del Partido Demócrata), que desveló estrategias de ese comité para debilitar al senador Bernie Sanders durante las elecciones primarias.

El presidente estadounidense, Barack Obama, consideró entonces "posible" que Moscú estuviera detrás de la filtración, y su Gobierno lo estuvo investigando hasta publicar sus conclusiones el viernes.